-
home Destacadas, Internacional, México Vuelven aparecer en el polémico caso de Odebrecht, EPN, Enrique Ochoa, Del Mazo y otros priístas

Vuelven aparecer en el polémico caso de Odebrecht, EPN, Enrique Ochoa, Del Mazo y otros priístas

México.- De acuerdo a una publicación de Zeta Tijuana, el llamado “Departamento de Sobornos” de la constructora brasileña Odebrecht, habría transferido 13 millones de dólares a cuatro empresas mexicanas, presuntamente para corromper a políticos y funcionarios, hasta ahora no mencionados, tanto en México, como en otros países, como Ecuador y Guatemala.

Además, otros 13.3 millones de pesos fueron pagados por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a una empresa fantasma ligada al “Departamento de Sobornos” de Odebrecht, durante la gestión del actual diputado federal, Enrique Ochoa Reza, quien también fue dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de julio de 2016 a mayo del 2018.



Asimismo, el Gobierno Federal encabezado por Enrique Peña Nieto y las administraciones de Alfredo del Mazo Maza, en el Estado de México, y de Rubén Moreira Valdez, en Coahuila, pagaron 180 millones de pesos a otra empresa fantasma, presunta intermediaria del “Departamento de Sobornos” de Odebrecht.

Lo mismo hizo el Sistema de Administración Tributaria (SAT), con un contrato por 3 millones 079 mil pesos a la misma empresa fantasma, cuando el jefe del Sistema de Administración Tributaria era Aristóteles Núñez Sánchez y Luis Videgaray Caso era el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El hallazgo, basado en documentos del caso Odebrecht, que fueron extraídos de una plataforma secreta de la constructora brasileña, es parte de la investigación “División de Sobornos”, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), en la que participa Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Según los documentos citados por la investigación, PLC Servicios, TTG Asociados y Blunderbuss Company de México, son tres de las cuatro empresas fantasma usadas por el departamento de sobornos de la constructora brasileña, que recibieron 13 mdd de pagos encubiertos, mismos que transitaron por al menos tres intermediarias de Tamaulipas y el norte de Veracruz, ligadas entre sí.

El modus operandi frecuente del “departamento de sobornos” de Odebrecht era simular contratos con empresas para ocultar pagos ilícitos a políticos o financiamiento electoral. La información citada por la investigación no detalla el destinatario final del dinero, pero aporta indicios para ser investigados por las autoridades mexicanas.

Por otra parte, el Gobierno Federal encabezado por Peña Nieto y las administraciones de Del Mazo Maza, en el Estado de México, y de Moreira Valdez, en Coahuila, pagaron 180 millones de pesos a PLC Servicios S. A. de C. V., que trianguló los sobornos de Odebrecht, siendo la presunta intermediaria del “Departamento de Sobornos”, según con contratos obtenidos y revisados por MCCI.

Dicha compañía inscribió su actividad ante el SAT, como “Servicios profesionales, científicos y técnicos”. Sin embargo, la empresa recibió en el anterior sexenio pagos por casi 180 millones de pesos de dos dependencias federales y de dos gobiernos estatales por supuestos servicios de “limpieza” y “lavandería”.

Además, en diciembre de 2013, el SAT asignó un contrato para limpieza de sus oficinas a PLC Servicios, en sociedad con Met Limpieza, por 3 millones 079 mil pesos. En ese momento, el jefe del Sistema de Administración Tributaria era Núñez Sánchez y Videgaray Caso era el titular de la SHCP.

Pero los mayores beneficios a la presunta intermediaria de Odebrecht, siempre según MCCI, los otorgó la administración del actual gobernador mexiquense, Del Mazo Maza, ya que entre diciembre de 2017 y agosto de 2018, le pagó a PLC Servicios 172 millones de pesos en un contrato que tuvo tres ampliaciones consecutivas, y cuya licitación tuvo irregularidades, como la participación de otra empresa fantasma con la que PLC tiene vínculos.

También el ex gobernador coahuilense, Moreira Valdez, asignó un contrató a PLC Servicios por 3.8 millones de pesos. Además, una segunda empresa, ligada a otro operador de la red de Odebrecht, también obtuvo contratos federales con la CFE, que en esos días encabezaba Ochoa Reza.

La Comisión Federal de Electricidad le asignó a dicha empresa fantasma, en junio del 2015, un contrato de limpieza por 10.3 millones de pesos a un consorcio en el que participaba Adding Machine Company, compañía que en octubre de 2018 fue señalada por el SAT como presunta simuladora de operaciones.

La comisaria de Adding Machine es hermana del dueño de Blunderbuss Company, empresa fantasma de Veracruz, que entre 2009 y 2011 había operado 6.1 millones de dólares del “Deepartamento de Sobornos” de Odebrecht a beneficiarios que no han sido detectados, según los documentos citados por MCCI.

Una auditoría interna determinó que el servicio contratado en la CFE no se había efectuado, porque los formatos de supervisión de limpieza fueron impresos en hojas recicladas que corresponden a 2016, cuando se supone se levantaron y firmaron en 2015. A pesar de ello, la Comisión asignó más contratos en forma directa a la misma empresa por casi 3 millones de pesos entre 2016 y 2017.

Fuente: Zeta Tijuana