fbpx -
home Destacadas, Michoacán, Seguridad Uruapan, entre las ciudades más violentas del mundo

Uruapan, entre las ciudades más violentas del mundo

Fotografía/Internet

Michoacán.- Uruapan se ubica dentro de las 10 ciudades más violentas del mundo por sus alto índices de homicidios registrados en 2020, en el octavo lugar de ese rango que encabezan otras seis ciudades del país en que Celaya es el primer lugar, seguida en ese orden de Tijuana, Ciudad Juárez, Ciudad Obregón, Irapuato y Ensenada, de acuerdo a un reporte del Consejo Ciudadano para la Seguridad Publica y la Justicia Penal. La urbe michoacana ocupa el octavo lugar con una tasa de 72.6 crímenes de muerte por cada 100 mil habitantes.

En el caso particular de la ciudad michoacana, la tasa de crímenes de muerte ocurridas el año pasado fue de 72.6 por cada 100 mil habitantes, lo cual fue revelado al dar a conocer el ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo en ese periodo anual.

El presidente de ese citado órgano, José Antonio Ortega, definió que México lleva dos años siendo el epicentro mundial de la violencia homicida porque se ha seguido una estrategia equivocada para combatir al crimen organizado.

El especialista considera que las ayudas actuales de Gobierno Federal solo pretenden lograr apoyo electoral para su causa de cara a los comicios del 6 de junio próximo, y hoy se tienen más homicidios dolosos en el país que cuando Andrés Manuel López Obrador recibió la Presidencia de la Republica, así como mayor violencia homicida y también una política que trata de reducir la violencia con subsidios.

Te puede interesar: https://www.monitorexpresso.com/en-riesgo-de-desaparecer-el-segundo-lago-mas-grande-del-pais-cuitzeo/

En su reporte duestiona que por un lado el gobierno lopezobradorista no actúa contra los grupos criminales que son principales responsables de la violencia con la suposición de que si las fuerzas del orden no molestan a los hampones, estos se portaran bien, y en paralelo, aplica vastos programas de subsidios con la esperanza de que a cambio de ello los delincuentes dejen de delinquir, lo cual es una política equivocada.

Afirma que la crisis de violencia que enfrentan varias ciudades de México más los efectos provocados por la pandemia del COVID-19 colocan al país en una situación complicada, por lo que es necesario que el gobierno Federal cambie de estrategia y evite poner en riesgo la convivencia pacífica.