fbpx -
home Columnistas, Destacadas Un reclamo fraterno – La Opinión de Miguel Pérez Pompa

Un reclamo fraterno – La Opinión de Miguel Pérez Pompa

El pasado 22 de junio del presente año, en la conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador durante la presentación del Proyecto de Iniciativa de reforma al sistema de pensiones y después de haber concedido el uso de la palabra a los diferentes oradores invitados, el presidente lanzó un “reclamo fraterno” a los Presidentes de las Juntas de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y de Senadores; de esa manera, cayó un balde a agua helada a Mario Delgado y a Ricardo Monreal, ambos morenistas presentes en dicha sesión.

El reclamo se centró en las diferencias que existen dentro del equipo de la Cuarta Transformación, como lo denominó el Presidente, así como, en que se hubiera aprobado un periodo extraordinario de sesiones con el único motivo de elegir a los nuevos consejeros del INE y dejar de lado cuestiones igual de importantes, como la iniciativa para eliminar los fideicomisos del gobierno y la compra de medicinas en el extranjero, de esa manera, seguramente recaló bastante entre los mencionados.

Desde luego las traducciones de opinión no se hicieron esperar y se esbozó la idea de que el mismo AMLO había llamado traidores a los coordinadores parlamentarios, también existió la versión en la cual los mismos aceptaban el reto político para poner en la mesa del Congreso temas de suma relevancia e incluso aquellas versiones que utilizaron la vieja letanía del autoritarismo por parte del presidente para incidir en el Poder Legislativo.

Te puede interesar: Critican a AMLO por nombrar a periodista Isabel Arvide Limón, cónsul en Estambul

Sin embargo, el reclamo fraterno tiene dimensiones más grandes que el trabajo de los propios legisladores, este no solo estriba en lo que han podido, no han podido y han dejado de hacer en su papel de parlamentarios, sino en la consecución misma de la Transformación en la cual millones de mexicanos depositaron su esperanza de un cambio verdadero, es decir, responder en los hechos si esta transformación se está logrando y de qué manera.

Vale decir pues, que el reclamo fraterno hecho por el presidente no debe ser leído exclusivamente como una exigencia en particular a los diputados y senadores del Grupo Parlamentario “Juntos Haremos Historia”, mucho menos a los coordinadores presentes en la conferencia mañanera, este reclamo debe ser entendido por todos y cada uno de los simpatizantes o militantes de la 4T como un requisito ineludible para estar a la altura de la transformación que los mexicanos exigen y dentro de ese “todos y cada uno” desde luego que deben ser considerados los dirigentes, los alcaldes, los diputados locales, diputados federales, gobernadores, senadores y el presidente, quién ha sido el único que de manera irrebatible ha estado a la altura de las circunstancias.

Entonces, que sirva este reclamo fraterno hecho por Andrés Manuel López Obrador para que todos y cada uno de los actores de la Cuarta Transformación; representantes populares, funcionarios de alto nivel, dirigentes locales o nacionales para que se comprometan a la consolidación de la misma y dejen de lado la politiquería que parece tener solo apariencia de ansiedad electoral.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso