fbpx -
home Internacional Turquía roba respiradores para sus enfermos que habían sido pagados por España

Turquía roba respiradores para sus enfermos que habían sido pagados por España

Turquía.- Turquía ha requisado cientos de respiradores para enfermos críticos de coronavirus comprados y pagados por varias comunidades autónomas ante la impotencia del Gobierno de España.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha respondido en rueda de prensa sobre el bloqueo de un vuelo procedente de China que hizo escala en Ankara y ha admitido que Turquía ha decidido quedárselos “para el tratamiento de sus propios enfermos”. González Laya ha explicado que, en los últimos días, el Gobierno turco ha impuesto restricciones”de amplio espectro” a la exportación de productos sanitarios para “abastecer su propio sistema sanitario frente a esta pandemia”.

El problema es que la carga requisada no salía de Turquía, sino que fue adquirida en China por las comunidades de Castilla-La Mancha y Navarra. Ankara fue una escala en su viaje a España, pero la aduana del país turco retuvo el cargamento el pasado sábado. La ministra ha hablado esta semana tres veces con el titular de Exteriores turco para desbloquear el cargamento, que adelantó en exclusiva EL MUNDO.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, también habló con el responsable turco de Sanidad. Sin éxito. De hecho, el Gobierno ya da por perdido el material.

Como ha dicho González Laya en rueda de prensa telemática en Moncloa cuando ha sido preguntada por este diario: “Hasta ahí hemos podido llegar”. El Ejecutivo de Turquía ha asegurado a España que “en unas semanas”, ese material podrá llegar a España. Pero fuentes de Exteriores son escépticas ante una entrega que temen que no se vaya a producir.

El avión bloqueado, del que ha informado en exclusiva hoy EL MUNDO, tiene material sanitario comprado por el Ministerio de Sanidad y, al menos, por las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Navarra. La aeronave está retenida desde hace seis días en el aeropuerto de Ankara (Turquía) por un problema de aduanas.

Fuente original: Milenio