-
home Columnistas, Destacadas Silvano en vano te envaneces – La Opinión del padre José Luis Segura Barragán

Silvano en vano te envaneces – La Opinión del padre José Luis Segura Barragán

El Silvano que conocí cuando apenas andaba en sus inicios políticos, rancheril, tímido y callado, es ahora un ser irrefrenable de vanidad, locuacidad mentirosa y de irresponsabilidad. Afortunadamente el pueblo michoacano es sumiso, callado, aguantador y pusilánime. Así hemos quedado después(?) del dominio absoluto de los grupos criminales lidereados por el jefe de jefes, el excelentísimo y todopoderoso Martín Godoy Castro.
El tal Bernardino, asesino de los pueblos de la sierra, Arantepakua y anexas y de otros pequeños incidentes ya olvidados por la desmemoria milenaria de las poblaciones tarascas desde la Colonia hasta nuestros desastrados días, pretende ser el sucesor de su cínica incompetencia de su jefe paseador, fiestero y simulador.
Pobre del pobre que no se defiende a sí mismo; no hay peor esclavo que el que defiende a su amo. en otros tiempos, sí, en otros tiempos los obispos de michoacán se distinguieron por su valentía, profetismo y defensa de la Iglesia y de los derechos de los más pobres entre los pobres. los indígenas. Ante las miles de víctimas católicas asesinadas por el crimen organizado los obispados callan; más bien se juntan con el tirano a comer, viajar y bendecir las migajas que los poderosos en turno se dignan repartir entre los olvidados y paupérrimos.
En Michoacán las diputaciones se compran, venden y negocian. El crimen organizado les dio su placet primero y el supremo gobierno estatal los compra a su antojadizo ventolero: tiene calladitos, mansitos y obedientes a los que dizque nos representan en la bella ciudad de Morelia viviendo como pachás y asistiendo a sibaríticas comilonas, alcoholizantes y sustanciosas. ¡Ah, qué señores diputados, mitad plateros y mitad loros parleros! ¿Siempre pendientes a la voz del dinero! ¿Verdad, señoras diputadas, que votaron por el aumento de impuestos?
Si el honestísimo Señor Gobernador no anduviera en España con cargo al público erario y mejor se dedicara a pagar a los de las vías bloqueadores, a michoacán otra guacamaya le enturbiara el ambiente. Pero no, no hay para cuando liquiden a los disidentes del magisterio, personas de todo mi encomio y del respeto de los padres de familia que ven cómo sus hijos aumentan el rebuznadero.
Y el huachicol, ese mal del gobierno, el crimen y muchos del pueblo. haciendo colas, los que no tienen colas que les pisen y los largas colas con el combustible a sus pies, a sus manos, a sus corazones, menos a sus bolsillos. ¿Han visto a un poderoso haciendo cola en las gasolineras? Más bien los dueños de las gasolinas reciben colas de demandantes por el precioso elemento combustible.
¡Vaya! la universidad calla, ahíta de sus componendas con el sabio gobernador; los catedráticos, ahítos de ventoleras doctrinas ante el poderoso inclinan sus sesudas molleras. Así viven mejor, sin problemas de conciencia y sin ciencia moral.
Bueno, cállome, pájaro disidente, profeta de calamidades, cura sin excelencias y creyente de utopías y de revoluciones pacíficas y de pacíficas conferencias.