fbpx -
home Columnistas, Destacadas Sigue siendo un honor -La Opinión de José Miguel Pérez Pompa

Sigue siendo un honor -La Opinión de José Miguel Pérez Pompa

El 1° de julio de 2018 se cimbraron las placas de la política nacional como en muchos años no sucedía en México, el significado de la llegada de un hombre a la presidencia cambió, durante décadas equivalió a más de lo mismo, a cambiar de administrador, de tirano o hasta de empleado para los sectores más privilegiados, sin embargo, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a palacio nacional en su investidura, la esperanza recobró su sentido para poner el poder al servicio de los demás.

Si bien la RAE define la esperanza como “estado de ánimo que surge cuando se presenta como alcanzable lo que se desea” la esperanza que depositaron los mexicanos en la llegada de AMLO a la presidencia es incalculable, desde aquellos que lo siguen desde hace décadas en su lucha contra la corrupción, los que vivieron los logros de su gobierno en el D.F., los que en su examen de conciencia reconocieron en él una oportunidad invaluable de empezar a cambiar el régimen, los arrepentidos del régimen anterior y hasta los oportunistas depositaron sus esperanzas heterogéneas en un hombre.

Tomar esas esperanzas de una sociedad heterogénea para volcarlas en las líneas generales de la transformación propuesta por el presidente, tiene bastante merito, si bien lo más complicado en los ejercicios democráticos es darles gusto a todos los grupos de la sociedad, se pondera el reclamo de la mayoría, algo que había dejado de suceder hace ya bastante tiempo y es que ese reclamo mayoritario permanente es la justicia, incluso con sus matices.

Ya que los miles de personas que con sus variadas esperanzas acompañaron al hoy presidente, en jornadas extenuantes contra la corrupción de las instituciones y su lucha por mantener el statu quo de los sectores privilegiados en el país generaron un sentimiento de pertenencia hacia el mismo Andrés Manuel López Obrador y el movimiento que encabeza, la cualidad moral vinculada al deber, a la virtud, al mérito e incluso al heroísmo; un sinónimo de dignidad que se coreó, en los miles de gargantas esperanzadas a un cambio, esa famosa frase: “Es un honor, estar con Obrador”.

Y es que a dos años del gobierno denominado como el de la Cuarta Transformación siguen estando pendientes diversos reclamos de esa esperanza ilustrada líneas arriba, de carácter heterogéneo y con su razón de ser, es decir, son legítimos al menos para la gente que deposita su esperanza en que se lleve a cabo su reclamo, lo cual obligadamente nos lleva a la pregunta constante que podría ser formulada, en otros términos, pero para el caso específico debe decir; ¿sigue siendo un honor, estar con Obrador?

Te puede interesar: El contenido de internet puede ser censurado ante la aprobación del Senado y diputados   

Responder lo anterior, para algunos será sencillo, a pesar de los pendientes que pudieran existir y los cambios que pudieran ser necesarios, será sencillo al menos para los millones que depositaron su confianza no ciega en una transformación profunda del régimen político en México, cuestión nada fácil para Andrés Manuel López Obrador, mismo que necesitará refrendar ese acompañamiento del pueblo en su segunda parte del sexenio, en las elecciones del 2021 y contestar ahora sí, que sigue siendo un honor.

“La primera gran victoria se alcanza sobre el pesimismo que da noticia de la enormidad de los obstáculos y del final lamentable de quienes han intentado desafiar a los vencedores de siempre.” – Carlos Monsiváis Aceves.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso

Deja un comentario en “Sigue siendo un honor -La Opinión de José Miguel Pérez Pompa

Los comentarios están deshabilitados