-
home Columnistas, Destacadas Señor, líbranos de la delincuencia – La Opinión del Padre José Luis Segura Barragán

Señor, líbranos de la delincuencia – La Opinión del Padre José Luis Segura Barragán

Es increíble el cinismo y la falta de sensibilidad humana en la que hemos caído los pobladores del Valle de Apatzingán.

La guerra de las células delincuenciales afecta duramente a las poblaciones que tienen la desgracia de quedar en medio de los que se disputan el dominio de lugares y poblados.

El gobierno federal es inútil para dar seguridad, jamás ha detenido a algún delincuente la llamada Guardia Nacional.

El gobierno estatal es cómplice de los grupos delictivos y tampoco hace nada en favor de la seguridad de los pobladores de El Aguaje, San José de Chila, La Peña Colorada, Catalinas, Pinzándaro, Buenavista y La Ruana y poblaciones aledañas.

Los gobiernos municipales son cero a la izquierda. Fueron puestos por los criminales, los que realmente gobiernan en esta región.

Las pantomimas que hacen para dar la impresión de que todo está muy bien son los actos culturales y últimamente los ridículos conversatorios para comentar sobre las víctimas de los delincuentes y del gobierno.

Los recorridos del ejército, la guardia nacional y la policía estatal sólo hacen que los delincuentes se oculten y en cuanto se retira, vuelven los maleantes a hacer de las suyas.

En La Ruana, ejército y delincuentes comparten los mismos espacios de La Tenencia en santo matrimonio zombilagarto.

Los mismos jerarcas de las iglesias (católicas y evangélicas)  callan prudentemente, no sea que algo les vaya a pasar.