-
home Columnistas, Destacadas Qué hay atrás de las protestas “campesinas” – La Opinión de Héctor Marín Rebollo

Qué hay atrás de las protestas “campesinas” – La Opinión de Héctor Marín Rebollo

El jueves y viernes pasado según dijeron  organizadores “campesinos”, en 300 puntos del país iba a haber protestas contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué hay atrás? Veamos.

No crean esos “campesinos”, que somos tontos. No nos chupamos el dedo.

Hicieron coincidir para esas “tomas”, (creyendo que Emiliano Zapata era un transa, como muchos de ellos), la fecha del aniversario de su nacimiento. Nada más lejano a estos sujetos que ese héroe campesino de verdad.

Allí, en ese abigarrado grupo de supuestos campesinos hay algunos vividores de la UNTA y de Antorcha Campesina, así como del Frente Auténtico del Campo, de la CNC y de otras organizaciones de campesinos que en el neoliberalismo encontraron un modus vivendi planteando demandas a los distintos gobiernos y que al lograr beneficios, esos dirigentes se quedaban con el 80 o 90 por ciento de semillas, créditos, granos, vaquillas, sementales, abonos y sólo miserias les daban a los verdaderos campesinos enganchados y engañados para militar en esas centrales de corrupción.

Al llegar al poder AMLO dio la orden de que los beneficios lleguen sin intermediarios transas, sino directamente a los verdaderos campesinos. Lógico: como ya no pueden hacer transas al cerrar la llave de la corrupción, ahora esos supuestos dirigentes del campo chillan desesperadamente y manipulan a desempleados a los que les dan 50 o cien pesos para ir a tomar las casetas y bloquear las carreteras.

¿Creen que no sabemos que entre esos dirigentes campesinos han sido fotografiados supuestos campesinos con ropa de marca y relojes marca Rolex?

Por lo demás, en un gran despliegue publicitario para dar la impresión de su gran poder de convocatoria hablaron de bloquear “300 casetas y carreteras, autopistas, casetas de peaje, refinerías y puertos marítimos”. Al final, sólo fueron capaces esos “¡100 mil campesinos!” (dijo la UNTA) de bloquear por cuatro o seis horas unas diez carreteras del país. No más. La alharaca también es publicidad.

Pero la verdad los desnuda al final de cuentas. Y todavía se atreven a decir amenazantes (¡uy qué miedo!): “Ahora el presidente sabe que con el campo mexicano no se juega”

Lo mismo pasa con los pseudo-dirigentes de los “científicos” como Sergio Aguayo, de la Barreda y Antonio Lazcano, que hacían negocios y ganaban en medio de la corrupción y ya no lo van a poder hacer.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso

Profesor de educación primaria, Licenciado y Maestro en Pedagogía, diplomado en la Escuela Karl Liebknetch de Potsdam, Alemania. Realizó estudios de Derecho en la UNAM. Estudió la Maestría en la Universidad Hispano-Mexicana.