-
home Destacadas, Michoacán, Noticias Por desconocimiento y ausentismo, Congreso desecha posibilidad de préstamos a municipios

Por desconocimiento y ausentismo, Congreso desecha posibilidad de préstamos a municipios

Naomi Carmona

Morelia, Michoacán.- El dictamen por el que se autorizaría a los municipios de Michoacán, acceder a la contratación de financiamiento del 25 por ciento del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), fue desechado por el desconocimiento del documento, que terminó en un bloque legislativo por el lado de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Partido del Trabajo (PT), y el ausentismo de varios diputados del otro lado –PAN, PRD, MC, PRI-.

El documento que fue realizado por las Comisiones de Hacienda y Deuda Pública, y la de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública indicaba que los municipios podían contratar créditos como adelanto de las participaciones de hasta el 25 por ciento del FAIS, siempre y cuando el préstamo sea devuelto antes de la salida de la administración que lo solicite y mientras lo apruebe el cabildo de cada presidencia.

El dictamen requería la mayoría calificada del Congreso michoacano, es decir las dos terceras partes de la votación a favor, lo cual no se consiguió, pues el PT y Morena, formaron un bloque y se negaron a escuchar razones.

El primero en hacer uso de la tribuna y quién mostró un total desconocimiento del dictamen, pese a que forma parte de una de las Comisiones mencionadas fue Baltazar Gaona García, quien se dedicó a enlistar deudas históricas de administraciones federales y estatales, que nada tenían que ver con el tema a debatir, como el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), o la cuenta denominada “Cargos por operar”, o mejor conocida como “Licuadora”.

Encima de su discurso fuera de lugar, el petista violó la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso, al pasarse por mucho en el tiempo que la Ley le otorga para razonar su voto, incluso el congresista intentó auto reponerse unos minutos más por un posicionamiento que había retirado, cayendo al final en el ridículo y terminar gritando en medio del Pleno cuando se le apagó el micrófono de la Tribuna.

Alfredo Ramírez Bedolla, de Morena, sacó la “casta” por la izquierda y cuestionó directamente al presidente de la Comisión de Hacienda algunos artículos del documento, que a su decir eran engañosos y podrían ser la ventana de trámite para autorizar una deuda millonaria estatal.

Por su parte, el experto en el tema al presidir Comisión de Hacienda y Deuda Pública, Arturo Hernández Vázquez, repitió hasta el cansancio que la posibilidad de préstamos de los municipios, no es adquirir una deuda, sino hacer una inversión en infraestructura, ante el recorte presupuestal del gobierno federal, toda vez que evidenció a Gaona García de haber faltado a la reunión en donde precisamente se dictaminaría.

“Más grave aún, un compañero de la Comisión que el día que se dictaminó no estuvo presente, estoy preocupado. Vengo con ésta propuesta de dictamen por querer respaldar a los municipios que se encuentran en preocupación y total abandono por falta de infraestructura pública municipal. Desde la Cuarta Transformación, todo se ha vestido de corrupción, donde al final el afectado es el ciudadano”.

Mientras que el perredista, Octavio Ocampo Córdova, fue claro en señalar que en Morena, ninguno de los diputados a excepción de Sergio Báez Torres, ha sido presidente municipal, motivo de su insensibilidad y empatía con las administraciones locales, mientras criticaba a los del partido guinda, de querer combatir la corrupción, dejando sin ayuda a los gobiernos más pequeños como lo son los municipales.

La cereza en el pastel de desconocimiento de Baltazar Gaona, fue cuando trató de refutar al perredista diciendo que ningún municipio se había acercado al Congreso del Estado para expresar la falta de infraestructura y su pretensión de acceder a un préstamo, sin embargo, se supo por el propio Arturo Hernández en el pasado mes de septiembre, que al menos 14 administraciones municipales tenían la intención de contratar créditos, entre ellos, Áporo, Copándaro, Hidalgo, Uruapan, Erongarícuaro, Tzintzuntzan, Villa Jiménez, Villa Madero, Marcos Castellanos, Santa Clara del Cobre y otros.

Al final, el dictamen fue desechado al no conseguir la mayoría califica con 15 votos en contra y 16 a favor, cerrando la posibilidad de los municipios de recurso en calidad de préstamo, sin deuda para obras públicas.