fbpx -
home Destacadas, México Periodista renuncia a Grupo Imagen por censura a temas de AMLO

Periodista renuncia a Grupo Imagen por censura a temas de AMLO

Fotografía/Contrapeso 

México.- Por “burdas presiones” del gobierno de Andrés Manuel López Obrador que “rayan en lo ilegal y lo criminal” y porque “el intento de decirme de qué debo hablar me es inaceptable” el periodista Ángel Verdugo anunció, de manera inesperada, su renuncia a Grupo Imagen.

Por medio de sus redes sociales, la mañana del 3 de marzo, el periodista dio a conocer que dejará de colaborar en Excélsior TV como analista y en el diario Excélsior como columnista.

Dijo que las presiones que ejerce el gobierno actual son burdas y rozan lo ilegal y lo criminal y que es muy lamentable que haya personas o empresas que cedan ante dichos embates. No puedo evitar que nadie tome esas decisiones, pero hay cosas que “yo no puedo aceptar” y es en ese contexto que “he tomado la decisión de separarme, en buenos términos”, de la empresa.

“En cada situación donde mis valores están en juego pienso que he tomado la decisión correcta. Mis hijos, mi hija, mi nieto, a ellos nadie les podrá decir que he cometido actos de los que ellos, ella, puedan avergonzarse”, declaró. “En estas coyunturas, prefiero decir que no”.

En su canal de YouTube, donde publica un video diario llamado “La mañanera de Ángel Verdugo” y luego, en el espacio conducido por Pascal Beltrán del Río en Excélsior TV, Verdugo habló reiteradamente de la importancia de la dignidad y de “saber decir que no” cuando las circunstancias lo indican.

“En la vida he tenido muchas situaciones en las que he tenido que decir que no. Eso me ha costado casi 4 años de cárcel en Lecumberri, me ha costado haber dejado trabajos de gran futuro burocrático, pero en cada bifurcación de ese camino que la vida me ha puesto, he hecho, eso pienso, lo correcto”.

Sin dar en ningún momento detalles, nombres o datos específicos de lo ocurrido, el columnista dejó muy en claro, no obstante, que su labor periodística recibió presiones. Que se le indicó de qué hablar y que la situación puso en juego sus valores.

Beltrán del Río ayudó a que esto quedara aún más claro al señalar que él jamás indicó a Verdugo de qué hablar y de qué no.

“¡Pero ni con el pensamiento lo hiciste! Para nada”, coincidió Verdugo, quien en un momento de la conversación dejó que lo embargara la emoción y soltó algunas lágrimas, justo cuando expresaba su gratitud y amistad al director editorial del diario.

Como situación análoga de la decisión que tomó, recordó cuando Ciro Gómez Leyva dejó Milenio TV, por “una serie de presiones por parte del gobierno de aquel entonces. Presiones que llegaron a un punto donde había una amenaza, según entendí, de quitarle la publicidad”. Entonces, dijo, Ciro se despidió de su espacio con elegancia y profesionalismo y “con altura de miras, se retiró a empezar un nuevo proyecto… Hoy, puedo decir lo mismo”: me voy a iniciar una nueva etapa de mi vida profesional.

Insistió en que se va de la empresa “sin resabios, sin rencores y sin amarguras” y encomió de manera cálida a Pascal Beltrán del Río y otros compañeros por todo el aprendizaje que tuvo durante sus años de trabajo conjunto.

“Si ofendí a alguien, ofrezco una sentida disculpa y si alguien piensa que me ofendió, ya se me olvidó”.

Deploró que su repentina decisión pusiera a Beltrán del Río es una situación difícil. “Lo lamento. Lo que sucede es que yo he aprendido que el intento de decirme de qué debo hablar me es inaceptable”.

Para demostrar el valor que confiere a la observancia de sus principios, narró una anécdota de su padre.

“Mi padre fue un hombre de prácticamente nula educación formal. Nació en 1902, y fue educado en la vida, se hizo a sí mismo. Yo, como único varón, con tres hermanas mayores, era el consentido y el que lo acompañaba al campo. Estando ahí, me decía él: hijo, yo solo le voy a dejar a usted el nombre. No lo arrastre, no lo ensucie. Y eso he procurado hacer”.

En su canal de YouTube, Verdugo fue lapidario para juzgar al gobierno de López Obrador, a las presiones que ejerce sobre la prensa y las empresas que se doblegan ante ello.

“Las cosas en el país no van bien y hoy se manifiestan en esta visión autoritaria e inútil de querer establecer un pensamiento único por parte del presidente. Las presiones que ejerce de una manera burda, que rayan en lo ilegal, en lo criminal…”.

“No va a tener éxito el presidente. Lamento que algunas personas o empresas cedan ante esos embates, pero yo no tengo poder alguno para impedir que esas personas o esas empresas o esas entidades tomen las decisiones que están tomando. Simple y sencillamente hay cosas que yo no puedo aceptar, por mi historia, por lo que he vivido. En ese contexto es que he tomado la decisión de separarme, en buenos términos, sin sombrerazos”.

Añadió:

“El camino por hacer un México mejor, por aportar un grano de arena, es un camino que ahorita se ve angosto, pero llegará un momento en que se amplíe y cabrá mucha gente ahí. No descarto que algunos de lo que hoy no se atreven a tomar una decisión para incorporarse a ese grupo que hoy es pequeño, que es golpeado, que es amedrentado”, lo hagan después.

“Es un grupo pequeño, pero quizá mañana no lo sea”. Quizá mañana “aplaste a los serviles de hoy”.

“Hoy esos que son victimarios mañana serán víctimas. Hoy, esos que han llevado al sacrificio a muchos, a miles, mañana serán los que sean llevado a la piedra de los sacrificios. La historia así lo ha demostrado en múltiples ocasiones”, afirmó.

“El país hoy peligra. Aportemos nuestro granito de arena para reducir el daño que el gobierno actual, encabezado por López, le está haciendo a este país y al futuro de las nuevas generaciones”.

Y sentenció: “A esos que hoy se regodean en el poder, en la soberbia, mañana los veremos en el basurero de la historia, incluyendo a quien hoy es presidente de la República”.