-
home Internacional Nueva Zelanda prohíbe la venta de armas semiautomáticas, a menos de un mes de los atentados de Christchurch

Nueva Zelanda prohíbe la venta de armas semiautomáticas, a menos de un mes de los atentados de Christchurch

Fotos / Internet

 



 

Nueva Zelanda.- El Parlamento de Nueva Zelanda aprobó este miércoles la prohibición de la venta de armas semiautomáticas y un endurecimiento de su tenencia. La votación, que ha salido adelante con 119 votos a favor y uno en contra, se produce menos de un mes después del atentado contra dos mezquitas en la localidad de Christchurch, en el que fueron asesinadas 50 personas.

“En última instancia, estamos aquí porque murieron 50 personas y ya no tienen una voz. Nosotros, los miembros de esta Cámara somos su voz y hoy la hemos usado sabiamente”, ha dicho la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, tras el resultado. El único voto en contra ha venido de mano del líder del partido conservador ACT, David Seymour, que argumentó que la prohibición podría fomentar la venta de armas prohibidas en el mercado negro.

 

 

La enmienda de ley aprobada necesita aún ser ratificada por la gobernadora general, Patsy Reddy, representante de la reina Isabel II en la nación oceánica, antes de entrar en vigor, lo que se espera que suceda este viernes.

El Gobierno neozelandés ha declarado una amnistía para que los dueños de las armas que queden prohibidas con la nueva ley puedan entregarlas y ser económicamente compensados en función de un baremo también aprobado este miércoles. Los pagos podrían llegar a costar al erario unos 120 millones de euros. El plazo de entrega vence el próximo septiembre.

El ataque suscitó un debate sobre el acceso de la población a las armas de fuego. Tras el atentado, algunos agricultores han entregado voluntariamente sus armas semiautomáticas. El cambio de ley se produce tras una consulta en la que el 60% de los 13.000 participantes apoyó la prohibición.

 

 

El autor confeso del atentado del pasado 15 de marzo es Brenton Tarrant, un supremacista blanco de nacionalidad australiana que había obtenido su licencia de armas en 2017 y poseía legalmente cinco armas, incluidas las dos semiautomáticas con las que disparó.

Tarrant había publicado en internet un manifiesto con su doctrina extremista y retransmitió el ataque en redes sociales durante 17 minutos. Disparó indiscriminadamente contra los congregados en dos mezquitas en Christchurch. Afronta en un tribunal neozelandés 50 cargos de asesinato y 39 de tentativa de asesinato.

 

Fuente: El País