fbpx -
home Destacadas, Michoacán “No hay ánimo separatista con la federación, queremos respeto”, manifiesta Aureoles Conejo

“No hay ánimo separatista con la federación, queremos respeto”, manifiesta Aureoles Conejo

Naomi Carmona

Colima.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, descartó que haya un ánimo separatista hacia la federación, de los estados gobernados por quienes han integrado las Reuniones Interestatales sobre Covid-19 a lo largo de varias semanas, por el contrario, sobre el tema dijo que lo que buscan las entidades es diálogo y respeto con las autoridades federales, ante lo que consideran es injusta la distribución de los recursos económicos, en medio de una crisis sanitaria y económica por la pandemia del virus SARS-CoV-2.

Durante la reunión entre gobernadores de este día, con sede en el estado de Colima, el mandatario estatal michoacano recordó que la federación se queda con el 80 por ciento del recurso generado de las actividades productivas de los estados, realizando una distribución pública sin equidad a las 32 entidades.

“No hay ningún ánimo separatista, nadie ha planteado la separarse de la unión, lo que queremos es respeto a lo que establece la Constitución de la República y de los Estados. Requerimos una revisión para un nuevo acuerdo en la distribución de los recursos públicos”.

A nombre de los siete gobernadores ahí presentes, Aureoles Conejo leyó un posicionamiento con respecto al anuncio del gobierno de la República, para regresar a una “nueva normalidad” a partir del 01 de junio, en base a un sistema de semáforo con cuatro indicadores manifestaciones que los mandatarios rechazaron al asegurar que las autoridades de México están tomando decisiones de manera unilateral sin tomar en cuenta las características de la pandemia en cada estado, y trasladando la responsabilidad de la atención y contención del coronavirus a los estados y municipios.

“Los siete estados aquí representados manifestamos nuestra inconformidad y rechazo a un semáforo que no refleja la realidad de nuestros estados, por el contrario, pareciera que se tiene un propósito político para responsabilizar a los estados por los muertos”.