fbpx -
home Espectáculos Muere Keith Flint, líder del grupo The Prodigy

Muere Keith Flint, líder del grupo The Prodigy

Foto / Internet

Inglaterra.- El cantante de The Prodigy, Keith Flint, ha sido hallado muerto este lunes a los 49 años en Essex, al este de Inglaterra. Las autoridades fueron alertadas esta mañana en torno a las 8.10 GMT y cuando llegaron a la vivienda del artista lo encontraron muerto. “Nos ha llamado una señora preocupada por el estado de un hombre en una dirección en Brook Hill justo después de las 8.10 de la mañana. La muerte no está siendo tratada como sospechosa y se está preparando un expediente para las autoridades forenses. Sus familiares ya han sido informados”, ha asegurado la policía desde el lugar de los hechos.

A finales de los años ochenta, Flint conoce al DJ Liam Howlett en una fiesta rave de una discoteca y, cautivado por el gusto musical de Howlett, inicia una relación artística con él. Después de recibir un disco de mezclas de Howlett , Flint fue le insiste en llevar sus canciones a los escenarios y le propone que el propio Keith y su amigo Leeroy Thornhill actúen juntos. Es el germen de The Prodigy, grupo al que se incorpora definitivamente en 1990 y con quienes grabó tres álbumes The Fat of the Land (1997), Invaders Must Die (2009) y The Day Is My Enemy (2015).

Originalmente Flint era el bailarín de la banda. No fue hasta 1996 donde hace su primera aparición como cantante en el sencillo Firestarter, y aparece en el vídeo con la estética punk que les ha caracterizado desde entonces. Este es junto con Breathe uno de los temas más reconocidos y bailados de la banda. La BBC retiró el vídeo en blanco y negro de Firestarter después de que varios padres se quejaran de que había aterrorizado a sus hijos. Es también la primera vez que Flint escribía las letras. Pero fue con Smack the Bitch Up , votado por los espectadores de la MTV como el vídeo más ofensivo de la historia, con el que el grupo alcanzó sus más altas cotas de provocación y escándalo.

“No nos interesa el tecno. No tenemos nada que ver con los Chemical Brothers, lo nuestro son las supersónicas catedrales electrónicas. No es típica música de baile, hecha con retazos y melodías ajenas. Es algo más orgánico, que se alimenta con la energía de los conciertos. Al fin y al cabo, nuestra inspiración viene del punk rock y el hip hop de la vieja escuela, músicas que tenían sentido en directo”, aseguraban Flint y sus compañeros en una entrevista con EL PAÍS en 1997.

 

Fuente: El País