-
home Columnistas, Destacadas Misión histórica de los trabajadores – La opinión de Héctor Marín

Misión histórica de los trabajadores – La opinión de Héctor Marín

Morelia, Michoacán.- El número anterior de Monitor Expresso el artículo de opinión terminaba con las siguientes palabras: “Pero los trabajadores deben saber cuál es su misión histórica.”



En el pasado existió la comunidad primitiva. A ésta la reemplazó el esclavismo. Al esclavismo le siguió el feudalismo. Al feudalismo lo derrotó y sustituyó el capitalismo, régimen que estamos viviendo.

Pero el capitalismo no puede ser eterno. ¿Dónde está el imperio de Alejando Magno?

¿Dónde quedó el imperio romano? ¿Y dónde está el imperio español? ¿Y el mongol? ¿Y el imperio de los zares rusos de los Romanov o el británico? Desaparecieron.

Así y de la misma manera el capitalismo y el actual imperialismo norteamericano, inglés, francés, alemán… van a desaparecer de la faz de la tierra. Eso lo ha demostrado la dialéctica. No desaparecen por obra de los dioses ni por capricho de un líder, sino por obra del resultado de las contradicciones que se dan en el seno de la sociedad.

Pero eso no lo sabían “los antiguos”. Se supo hasta que dos genios llamados Carlos Marx y Federico Engels unieron su pensamiento y estudiaron científicamente el desarrollo de la sociedad del siglo XIX, de la misma manera que Carlos Darwin descubrió la evolución de las especies, idea genial combatida aún hoy ferozmente por el clero reaccionario y conservador, de la misma ma nera que combaten las ideas del socialismo científico.

Pero Marx y Engels descubrieron algo más. Que en el seno de la sociedad burguesa actual en que vivimos hay una clase social que es la que va a sepultar a la burguesía. Esa clase social es el proletariado, es decir, los trabajadores, una clase revolucionaria que nada tiene que perder, si no es que las cadenas que la unen a los capitalistas explotadores, que la explotan  entre otras formas, mediante la plusvalía que es el valor de más que producimos los trabajadores y que se embolsa el patrón.

En consecuencia, la clase trabajadora los obreros, los campesinos, los maestros de escuela, los profesionistas asalariados, los intelectuales, o sea los trabajadores de la cultura al servicio de la causa proletaria, tienen la alta y