-
home Destacadas, Reportajes Michoacán se lava las manos en Educación; una deuda pendiente de Silvano Aureoles

Michoacán se lava las manos en Educación; una deuda pendiente de Silvano Aureoles

Educación, la deuda pendiente de Silvano

Por: Celic Mendoza/Naomi Carmona

A pesar de diversos titulares del Ejecutivo estatal abanderan la educación como el estandarte principal de su gobierno, las deudas en esta materia son constantes. Razón por las que el pasado lunes, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, anunció en la Ciudad de México, la salida del Estado de un convenio firmado con la federación en dos partes, una en 1992 y una reestructuración en el 2014.



Después del anuncio –que además tuvo servicio de catering en el lujoso hotel Hilton– Aureoles Conejo ofreció un día después un encuentro con los medios de comunicación locales para contestar a cualquier duda que el tema propiciara.

El mandatario estatal reiteró en varias ocasiones los motivos por los cuales la educación pública básica en el estado, pasará a manos del gobierno federal a partir del primero de diciembre.

El tema de educación en Michoacán ha estado en tela de juicio pues las nóminas y obras parecen insuficientes para el sector, el cual también es utilizado para pagar favores políticos con la entrega de plazas y para usar recursos de programas en la “famosa licuadora”.

El tema de la entrega del sector educativo básico y normalista a la federación no es nuevo, pues se recordará que el ex gobernador de Michoacán Lázaro Cárdenas Batel (actual coordinador de asesores del próximo presidente del país, Andrés Manuel López Obrador), intentó también regresar los servicios educativos al gobierno de Vicente Fox Quesada, pero en aquel entonces el Guanajuatense logró que los recursos educativos llegaran en tiempo y forma.

De igual manera el exgobernador Leonel Godoy Rangel intentó regresar la educación a la federación, pero para las diferencias con el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa no le permitieron lograr su objetivo.

El actual gobierno de Silvano Aureoles, no sólo recibió un sector con déficit, sino con un crecimiento desmesurado en plazas, debido al “pago político” que hicieron anteriores administraciones y que hoy, como ejemplo, se registran de 3 mil 500 a 4 mil trabajadores laborando en las oficinas centrales.

Como se recordará Silvano Aureoles fue de los que aprobaron la reforma educativa que consolidó la descentralización educativa e incluso anunció una reingeniería administrativa que no ha concluido.

Pero de qué tratan los estatutos del acuerdo federal de 1992:

El Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica fue firmado el 18 de mayo de 1992,  entre el secretario de Educación Pública, los gobernadores de las entidades federativas y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), con el objetivo de transferir el personal, las escuelas y los recursos de los servicios de educación básica y normal bajo control de la federación a los gobiernos estatales. El gobierno federal se reservó las facultades normativas sobre el conjunto del sistema educativo nacional.

Lo que Silvano Aureoles expuso en la CDMX fue que las condiciones fueron las siguientes:

  1. Transferir recursos suficientes para que cada gobierno estatal tuviera condiciones de elevar la calidad y ampliar la cobertura, y el estado se hacía cargo de los planteles educativos.
  2. Fortalecer el sistema educativo
  3. Otorgar cada año al estado los recursos necesarios para el financiamiento del sistema educativo y por su parte, el estado de acuerdo a su capacidad financiera aportaría lo mismo.

Es conocido que el sector educativo absorbía el 60% del presupuesto total del Estado, por lo que el cuestionamiento de los trabajadores y la ciudadanía es cómo se distribuirán ahora los recursos y que se harán con los adeudos que, según el dirigente de la sección XVIII de la CNTE, Víctor Manuel Zavala Hurtado oscilan entre los 8 mil millones de pesos para todo el sector incluida la Universidad Michoacana.

Exposición de motivos de la entrega de las responsabilidades de sistema educativo básico

Los motivos por los cuales el gobierno de Michoacán se vio obligado a retirarse del convenio son:

1.-El incremento en 2012 de la aportación estatal del 36.59 por ciento y la disminución de la federal 63.41 por ciento.

2.- La doble revisión salarial que obligó al Estado con sus propios recursos a cubrir los incrementos pactados a nivel central y la revisión estatal que dio lugar a prestaciones adicionales excesivas.

3.- La modificación de la Ley de Coordinación Fiscal en el 2008, y a su vez la fórmula de distribución del Fondo de Aportaciones de la Educación Básica, por lo que del 2008 al 2013, Michoacán dejó de recibir alrededor de 4 mil 180 millones de pesos.

4.- A partir de 1995 los gobiernos estatales en turno en su búsqueda de una estabilidad, firman compromisos adicionales a la negociación salarial (nuevas plazas, bonos, prestaciones y programas sindicales) sin tener el respaldo presupuestal.

5.- Los bonos representan mil 21 millones de pesos adicionales a la carga regular del costo de nómina. Silvano señaló que se han pagado 2 mil 500 millones de pesos por este concepto en su gobierno.

6.- En 2007 se promulgó el Acuerdo por la Calidad en la Educación (ACE), que Michoacán no firmó por presiones sindicales.

7.- En el 2015 la plantilla creció hasta los 32 mil trabajadores estatales, ya que por la no firma del ACE los recursos requeridos no llegaban en su totalidad y el Estado tuvo que crear más plazas como una forma de compensación.

8.- La federación no reconoció la creación de plazas para trabajadores y normalistas por una mala conciliación, por lo que actualmente 2 mil 710 plazas de telesecundaria y personal administrativo no fueron reconocidas y el estado tuvo que hacerse cargo de ellas, generando un compromiso de mil 100 millones de pesos.

El pasado martes ante los medios, Silvano Aureoles reiteró en varias ocasiones que fueron las presiones sindicales las que obligaron a gobiernos anteriores a tomar medidas desesperadas, tales como disponer de recursos de otras secretarías para completar los pagos a los maestros, el aumento de bonos y prestaciones; y la creación de plazas excesivas.

Una decisión ilegal apuntó líder de la CNTE

Los líderes sindicales opinan lo contrario, para el dirigente de la sección XVIII de la CNTE, Víctor Manuel Zavala Hurtado, no hay posibilidad de que se realice una acción de esa naturaleza de manera unilateral, ya que depende de la federación aceptar o no la salida del Estado, por lo que Silvano Aureoles y su mandato debe esperar una respuesta del gobierno que aún no entra en funciones.

‘No es lo mismo la federalización la nómina que entregar los servicios educativos, por ello es necesario que se informe… no sólo debe explicar a la CNTE, sino a la sociedad en general y si hay irregularidades que caiga quien caiga, nosotros queremos que se haga el pago federal, pero aún no tenemos claro el procedimiento”, expresó Zavala Hurtado.

Bonos excesivos “no hay dinero para solventarlos” explicó Aureoles Conejo.

Para el mandatario estatal los 23 bonos con los que cuentan los profesores de Michoacán son excesivos. Según Aureoles Conejo se adeudan bonos vencidos del 2017 y 2018, un monto de 620 millones de pesos, además de que se tiene un pendiente de pago de 8 bonos, 3 prestaciones por 872 millones, el pago de homologados por 81 millones y 120 millones de pesos para 2 mil 20 normalistas. A estas deudas se les suma el pago de nómina, prestaciones y otros conceptos del mes de diciembre por un monto de más de 2 mil millones a los cuales el gobernador dijo “no hay dinero para solventarlos”.

Mientras tanto el líder de la CNTE adelantó que no renunciará a ninguna de sus conquistas laborales y salariales, “exigiremos nuestros pagos completa y oportunamente, y el cumplimiento de las obligaciones de Estado-patrón”, expresó.

Para la solución al problema, Silvano Aureoles ha solicitado:

1.- Un apoyo extraordinario anual de 2 mil 500 millones de pesos.

2.- Transferencia de plazas estatales a la federación en dos partes; la primera 10 mil 973 plazas estatales con menos de 10 años de antigüedad que significan 2 mil 111 millones; la segunda 6 mil 42 plazas con antigüedad de 10 a 15 años que representan mil 390 mdp.

3.- Un apoyo adicional de mil 21 millones de pesos para pago de bonos y prestaciones.

4.- Reconciliación del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE)

5.- Un nuevo convenio que regrese la aportación estatal de 12% contra un 88% federal.

O en caso de no recibir ninguna de las aportaciones y sugerencias, la devolución de los servicios educativos de educación Básica.

Andrés Manuel López Obrador entrará en funciones a partir del sábado; ni él ni ninguno de los próximos responsables del país en los siguientes seis años, ni los titulares de las secretarías se han pronunciado al respecto del anuncio dado el lunes. Mientras tanto al mandatario del poder ejecutivo de Michoacán le han llovido las críticas de políticos, líderes sindicales y la sociedad michoacana.

“Nadie se ha robado nada, el recurso para la educación en Michoacán se comprometió años antes, no se les puede pagar si ese dinero no existe”, dijo ante los medios.

Las autoridades estatales aseguraron que los pagos pendientes a los maestros y trabajadores se cumplirán –sin mencionar día específico o plazo- pero afirman que a partir del 01 de diciembre es responsabilidad del gobierno federal.