fbpx -
home Columnistas, Destacadas México, liderazgo para la Integración- La opinión de Miguel Pérez Pompa

México, liderazgo para la Integración- La opinión de Miguel Pérez Pompa

Después de la última reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que tuvo como sede anfitriona la Ciudad de México, ha habido diversos análisis que ponderan el fracaso o el éxito de dicho encuentro. Enmarcado en la reciente crisis de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que, bajo la desacertada dirección de Almagro, se han realizado diferentes esfuerzos por crear alguna institución paralela que realmente logre una integración de los países del continente americano y no supeditarse exclusivamente a los intereses de las potencias norteamericanas.

Por un lado, los que avizoran el fracaso de esta arremeten en que fue un gran fracaso la reunión de la CELAC debido a los encontronazos que hubo entre los Presidentes de Paraguay y Uruguay en contra de Nicolás Maduro de Venezuela, así como las menciones a Diaz-Canel de Cuba. Por su parte no pueden dimensionar un organismo que pueda cumplir con las finalidades que en algún momento pretendía la superviviente de la Guerra Fría, la OEA, que ha adoptado históricamente una agenda en favor de las potencias norteamericanas que difícilmente sirve ahora como un foro de discusión y análisis con una tendencia muy marcada.

En contraste, los países caribeños mayormente festejan este tipo de encuentros en los cuales, se les da la importancia que cotidianamente se les es negada por el simple hecho de vivir en desestabilidad económica política y medioambiental. De esa manera es la única opción que tienen de ser escuchados realmente, a pesar, de no poder lograr los consensos necesarios por el simple hecho de no tener un peso geopolítico o económico importante en el continente.

Ya desde el 24 de julio de este año, el Presidente López Obrador en el aniversario del natalicio de Simón Bolívar hacía referencia a una verdadera integración continental dejando de lado las posturas en contra o en favor de Estados Unidos sin descartar la sustitución de la OEA. En este pasado encuentro se volvió a hacer referencia al tema e

incluso se ahondó en las posturas de crear una Unión Americana que encontrará su ejemplo en la Unión Europea, la Asiática o la Africana, al día de hoy es innegable la semi dependencia que tiene nuestro país con la economía norteamericana, por tanto, voltear hacia al Sur siempre ha sido el reto que de lograrse pueda otorgarle una posición de liderazgo latinoamericano a pesar del control que ejerce Estados Unidos en nuestro país.

Si bien dicho encuentro, a pesar de la rispidez o diferencia que hubo entre varios mandatarios convocados, así como los no asistentes, estuvo enmarcado también de buenas intenciones, principalmente por parte de los países caribeños que coincidieron plenamente con el Presideente López Obrador en luchar por una verdadera integración económica. Al día de hoy, es un acierto en la política internacional la convocatoria de dicho encuentro, así como los discursos que festejaron el mismo muy a pesar de las diferencias ideológicas de los mandatarios asistentes.

Aunque para la creación de una nueva “unión americana” o la sustitución de la OEA falta mucho camino por recorrer, México disputa en este momento el liderazgo de Latinoamérica que habían sostenido anteriormente Argentina o Brasil, mismo que han perdido por los vaivenes de sus gobiernos disímbolos y que abren una oportunidad de ir integrando a los hermanos países latinoamericanos sin distinción de su posición de privilegio. Al final la decisión cae en la mano de los pueblos que democráticamente eligen a sus gobernantes en nuestro continente, pero pudiera ser el comienzo de aterrizar el ideal de la “Patria Grande”.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso