-
home Columnistas, Destacadas Lo bobo nos define – La Opinión del Padre José Luis Segura Barragán

Lo bobo nos define – La Opinión del Padre José Luis Segura Barragán

Platicando con un amigo en Apatzingán, comentábamos sobre lo solo que estaba el centro y la poca venta de los comercios.

También que la presidencia no ha comenzado ninguna obra que sea una derrama económica sobre el municipio, salvo la escuálida y efímera campaña de limpieza y plantación de arbolitos.



Me reí a carcajadas cuando nos acordamos de los dos inicios de la renovación de la carpeta asfáltica del panteón municipal a La Presa del Rosario. Hace varios meses con bombos y platillos se anunció el inicio de los trabajos y todo quedó en agua de borrajas.

El lunes próximo pasado el padre Nico andaba muy contento porque dos maquinillas, una mano de chango y una rebajadora de suelos andaban iniciando la tan cacareada pavimentación el panteón-la Presa.

Hoy que pude ir a Apatzingán me encontré con la novedad que la rebanadora de suelos apenas arañó el asfalto y amplió considerablemente la anchura de la carretera, la misma que se usaba como alternativa al pocerío y que ahora con las lluvias se tornó en un impracticable camino.

Bueno, es el pretexto para mencionar lo que sigo escuchando con frecuencia: que aquí en la tierra caliente del Valle de Apatzingán no hay futuro.

Se ha colado un pesimismo corrosivo en la idiosincracia terracalenteña de que habiendo fallado estrepitosamente el levantamiento armado del 2013, nada queda por hacer. Somos esclavos de nuestra circunstancia bobalicona y de la carencia de reflexión intelectual profunda para entender y tomar las decisiones pertinentes para salir de este marasmo negativo y tragicómico.

Sigo como Santo Tomás, hasta no ver las máquinas pertinentes de la renovación de la cinta asfáltica el panteón-La presa, y no comprobar que se avanza, aunque sea un centímetro cada década, NO CREERÉ.

Lo del ambiente de desánimo es comprensible, la paz es aparente, no se resuelve con musiquitas, cinitos, tallercitos y demás parafernalia inútil y chocarrera.

LO QUE SE REQUIERE ES LA INTERVENCIÓN EFICAZ Y EFICIENTE DE LAS AUTORIDADES PARA QUITARNOS DE ENCIMA EL YUGO GANSTERIL QUE NOS OPRIME.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso