fbpx -
home Mundo Raro Limpiaban la casa de su madre muerta y encontraron un niño momificado

Limpiaban la casa de su madre muerta y encontraron un niño momificado

Fotografía/

Reino Unido.- Los vecinos de Northallerton (una población británica ubicada en el condado de Yorkshire del Norte) están consternados. Y no es para menos. La noticia del hallazgo del cadáver de un niño momificado les ha dejado sin habla. Fueron tres hermanos los que lo hallaron. Lo hicieron mientras limpiaban la casa de su recientemente fallecida madre. El niño resultó ser un hermano suyo del que desconocían su existencia.

Aunque el hallazgo tuvo lugar hace unos meses, en febrero, los detalles del caso han trascendido ahora durante una indagación judicial celebrada este 21 de noviembre en la mencionada localidad, según informa The Independent .

Dentro de una caja

El cadáver del pequeño estaba ubicado en una pequeña caja de unos 45 centímetros de largo que los hijos de Carol Thompson, fallecida en enero de este año, sacaron del interior de un armario que estaba situado debajo de las escaleras de la casa.

Lo que encontraron en su interior fueron “los restos humanos y momificados de un infante, envueltos en una tela”, según relataron los investigadores. Un análisis de ADN reveló que el bebé era hijo biológico de Carol y Melvin Thompson, los padres de los tres hermanos que hallaron el cadáver.

Niño momificado

Las causas de la muerte, una incógnita

Los investigadores no han podido determinar qué causó la muerte del pequeño. Lo que sí han podido esclarecer es que la tela que envolvía el cuerpo fue confeccionada entre finales de los años 50 y principios de los 60. A su vez, la caja donde encontraron el cadáver contenía también cartas datadas en agosto de 1968, año en que los Thompson contrajeron matrimonio.

Melvin Thompson ha explicado a la policía que desconocía la existencia de ese niño. Incluso ha declarado que no había tenido conocimiento del embarazo. Melvin yh Carol se divorciaron en 1996 y los tres hijos en común nacieron en fechas posteriores a 1968.

El perito forense John Broadbridge, que ha explicado que este caso es el “más angustiante” de toda su carrera, no tiene claro si el bebé, que había completado su desarrollo en el vientre materno, nació muerto o falleció después del parto.

Fuente: