-
home Columnistas La necesaria y no histórica adhesión de michoacán al INSABI – Opinión de Miguel Angel Ayala Barajas

La necesaria y no histórica adhesión de michoacán al INSABI – Opinión de Miguel Angel Ayala Barajas

Fotografía: Martín García Aviles “Silvano y AMLO el movimiento de regeneración nacional lo hacemos todos” 28 de abril de 2011.

 

De: Miguel Angel Ayala Barajas

El Instituto de Salud para el Bienestar, mejor conocido como el INSABI es parte de una política pública impulsada por el Gobierno Federal que encabeza el Presidente de México, que pretende proveer de servicios de salud, medicinas y todos aquellos insumos asociados, de manera gratuita, a las personas sin seguridad social. Lo que inicialmente se creía era un programa que sustituirá al conocido “Seguro Popular”; en su fundamentación, es por mucho un esfuerzo mayor por ampliar la cobertura de los servicios de salud en todo el País.

Sin embargo, de pronto el Titular del Ejecutivo en Michoacán amagaba, mediáticamente, con la posibilidad de que el Estado no se sumaría al esfuerzo que representa el INSABI, esgrimiendo una serie de argumentos que se antojaban más de la coyuntura que del análisis real de la situación que guardan los servicios de salud en Michoacán; ya que es evidente, que el Sector Salud requiere de inyecciones frescas de recursos que le permitan mantener y ampliar su operación. Y para muestra varios datos:

Michoacán es el último lugar en porcentaje de población afiliada a algún servicio de salud con el 74% de su población, muy por debajo de Guerrero (84.6%) y Oaxaca (81.1%); es decir, no aprovechar la política Federal del INSABI era prácticamente dejar a su suerte al 25% de Michoacanos que no son beneficiarios de algún servicio de salud, casi 2 millones 400 mil usuarios del llamado “Seguro Popular”, ya que el Gobierno Estatal con sus escasos recursos propios, no podría atender.

De igual manera, la atención médica a nivel de consultas externas en instituciones de salud pública, supero los 10 millones en Michoacán, por encima de Entidades como Querétaro, Sinaloa, Hidalgo, por mencionar algunas. No adherirse al INSABI representaba para Michoacán no contar con los médicos y especialistas para atender los diversos padecimientos de la población, no al menos, para atender un nivel que superará los 10 millones de casos y en todo caso atender aquellos que suceden y de los que no se tiene registro.

Aunado a lo anterior, llama poderosamente la atención el lugar 27 ocupado por Michoacán con el menor número de camas en hospitales públicos por cada 100,000 habitantes; así como, el lugar 28 que obtiene Michoacán como la Entidad con el menor número de Médicos en contacto directo con el paciente por cada 100,000 habitantes.  En otras palabras, Michoacán es uno de los Estados en lo que existen menos camas de hospital público y menos Médicos por habitante que en las otras Entidades del País. No adherirse al INSABI habría representado mantenerse en los últimos lugares y deteriorar la atención médica que ya se brinda.

Como se puede observar, con datos tomados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y  solo por mencionar algunos, la adhesión de Michoacán al INSABI, firmada apenas el 11 de febrero del 2020, era MAS QUE NECESARIA, independientemente de los cálculos políticos del Ejecutivo Estatal o las intenciones también políticas de algunos actores relacionados con el Ejecutivo Federal; ya que la atención medica de la población, particularmente la de escasos recursos que no tiene para pagar atención privada, está por encima de cualquier valoración política o partidaria.

Por otro lado, si los funcionarios Estatales y todas aquellas personas que viven de erario, han hecho una moda el calificar de “HISTÓRICO”, si amanece soleado o si llueve por la tarde, supongo que para ellos tiene utilidad en términos de sus aspiraciones políticas, empero, a la gente lo que si les es útil y esperan sea una moda, es la provisión de servicios públicos de calidad en Michoacán.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso