fbpx -
home Destacadas, Michoacán La LXXIV Legislatura michoacana y su inestabilidad

La LXXIV Legislatura michoacana y su inestabilidad

Morelia, Michoacán.- Son apenas 7 meses de trabajo de la LXXIV Legislatura del Congreso de Michoacán, la cual ha sufrido 7 cambios importantes dentro de ella, -prácticamente uno al mes-, y que muestran la inestabilidad que presenta a muy pocos meses de haber comenzado.

 El inicio

El 14 de septiembre del año pasado, 40 diputados tomaron protesta para ser los encargados de la política legislativa del estado, siendo el partido de Morena el instituto político que más integrantes tenía con 13 legisladores, le seguía el PAN con 8, PRD 7, PRI con 5, PT con 4, PVEM con 2 y MC con 1. Ese mismo día fueron votados los integrantes de la Mesa Directiva, la cual sería presidida por José Antonio Salas Valencia, Octavio Ocampo Córdoba como primer secretario, Yarabí Ávila González como segunda secretaria y Teresa Mora Covarrubias como tercera secretaria.

Tan sólo tres días de haber tomado protesta, el diputado de Movimiento de Regeneración Nacional, Francisco Cedillo de Jesús, solicitó licencia indefinida para ausentarse de su cargo como legislador y ocupar un puesto en el gobierno de Silvano Aureoles Conejo. El diputado manifestó a los medios locales en ese momento que por “motivos personales” dejaría la actual legislatura.

En su lugar llegaría Alfredo Azael Toledo Rangel, pero no para ocupar la curul morenista, sino que estaría en la bancada del Partido de la Revolución Democrática, dándole al PRD un diputado más (8) y a Morena, un diputado menos (12).

El revés de Wilma a Morena

A finales de diciembre del 2018, el voto a favor en Comisiones Unidas para la creación de nuevos impuestos y el aumento de otros dos, por parte de Wilma Zavala Ramírez provocaría inestabilidad dentro de la bancada de Morena.

Desde un inicio, la visecordinadora Cristina Portillo Ayala se pronunció en contra de la decisión de Wilma por salirse de la línea de su partido y del presidente Andrés Manuel López Obrador, y a nombre de Morena, dijo desconocer cualquier relación con la diputada plurinominal. En ese momento, Zavala Ramírez manifestó que las acusaciones de sus compañeros de fracción ponían en peligro su integridad física.

La madrugada del 31 de diciembre, el paquete fiscal que incluían los nuevos impuestos fue aprobado por mayoría. Wilma Zavala votó a favor y antes de emitir su voto nominal, se declaró ante el pleno del Congreso como legisladora independiente, dejando en claro una renuncia pública a la fracción guinda, adhiriéndose a la representación parlamentaria y con ello dándole a Javier Paredes Andrade la posibilidad de un lugar en la Junta de Coordinación Política.

ADN renuncia al PRD y se adhiere a la Representación Parlamentaria

El Congreso michoacano permaneció sin cambios poco tiempo, ya que el 16 de febrero miles de perredistas de la corriente Alternativa Democrática Nacional, renunciaron masivamente al Partido de la Revolución Democrática, la renuncia incluía a tres diputados locales: Miriam Tinoco Soto, Erick Juárez Blanquet y Humberto González Villagómez, quienes pasarían de las filas amarillas a la representación parlamentaria, que en ese momento era conformada únicamente por Javier Paredes Andrade y Wilma Zavala Ramírez.

A los ex perredistas no les quedó de otra que formar un bloque legislativo con Morena, viniendo de un partido que señaló repetidas veces la agenda nacional impulsada por Andrés Manuel López Obrador, incluso Erick Juárez criticó al presidente en la tribuna del Congreso, entre sarcasmo y con uno que otro diputado morenista enfurecido.

En ese momento, el PRD se quedó tan sólo con 5 diputados de los 8 con los que iniciaba los primeros días de la legislatura: Araceli Saucedo Reyes, Adrián López Solís, Norberto Antonio Martínez Soto, Azalel Toledo Rangel Y Octavio Ocampo Córdoba.

El coordinador de la representación parlamentaria, Javier Paredes mostró ante los medios complacencia de que los ADN`s se integrara, pues harían una fracción más fuerte con un mayor número, sin embargo, al pasar de los días, se mostraron las intenciones de los ex perredistas de adueñarse de la coordinación.

Nuevamente se daba un jaloneo por la coordinación de una fracción, la cual se juntaba con la disputa en Morena y desestabilizaba a la JUCOPO, pues en las reuniones se daban cita tanto Javier Paredes como Erick Juárez.

ADN convocó a una reunión para elegir al representante, reunión a la que no asistieron ni Javier ni Wilma, por lo que lógicamente se votó a favor de Juárez Blanquet, incluso estuvo presente un notario público para dar legalidad a la votación. Paredes Andrade desacreditó el acto al referir que sólo la JUCOPO podía tomar ese tipo de decisiones.

Finalmente, la Junta ratificó al diputado de Movimiento Ciudadano como el coordinador de la representación parlamentaria, con el apoyo del PAN, PRD y PRI, que votaron a su favor, PVEM en contra y Morena se abstuvo.

Se va Adrián, llega Antonio

Con la búsqueda de ser el primer Fiscal General de Justicia de Michoacán, Adrián López Solís dejaría una curul del PRD vacía, por lo que llegó a ella su suplente y dirigente de ese partido, Antonio Soto Sánchez.

Entre discusiones a favor y en contra, fue aprobada la solicitud de permiso para ausentarse de su cargo como diputado local a Adrián López Solís, con mayoría de 32 votos.

La única en votar en contra fue Cristina Portillo Ayala, quién en tribuna refirió que López Solís no debería dejar su cargo al ser “juez y parte” de la elaboración de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Justicia y lo acusó de hacer la ley a modo para su participación como aspirante a ser el primer Fiscal de Michoacán.

Luego de ser aprobada la licencia de permiso a Adrián López, ingresó al pleno Antonio Soto Sánchez, para rendir protesta como diputado suplente.

Regresa “Pancho” Cedillo

Ante la renuncia de los ADN´s al PRD, el partido del sol azteca permanecía con la presencia de 5 diputados en sus filas, sin embargo, el número sería reducido con el regreso de Francisco Cedillo de Jesús a Morena, dejando a su suplente Azael Toledo Rangel sin curul y al PRD con 4 legisladores.

El perredista informó que Francisco Cedillo regresó al Congreso de Michoacán bajo amenazas después de haber sido “levantado” junto a su familia en Uruapan para llevarlo a la fuerza al edificio legislativo y entregar un documento con el que solicitaba al pleno su reincorporación.

 “Me comuniqué con Pancho, dijo que lo hicieron firmar ese documento y prácticamente lo obligaron a regresar, no sabría decir si este hecho es partidista o del crimen organizado”, manifestó Azael Toledo.

 “Pinochetazo” a Alfredo Ramírez

 El 22 de febrero del año en curso se dio a conocer un documento firmado por siete legisladores de Morena, en donde se constatada un acuerdo para destituir a Alfredo Ramírez Bedolla de la coordinación de la fracción parlamentaria del partido, designando a Fermín Bernabé Bahena como nuevo coordinador, a propuesta única de Antonio Madriz Estrada.

El “pinochetazo” de los de Morena provocó jaloneos al interior de la bancada guinda, pues Ramírez Bedolla se negaba a dejar su cargo al frente de la fracción, incluso, su compañera Mayela Salas Sáez interpuso un recurso de juicio para la protección de los derechos político-electorales ante el Tribunal Electoral del Estado, al acusar a sus compañeros de mantener intereses personales en la destitución de Alfredo.

Alfredo Ramírez confió en la Comisión Estatal y Nacional de Morena para que se resolviera el asunto… y eso sucedió; tras doce días de jaloneos entre ambos diputados, el CEE de Morena le dio el espaldarazo a Fermín Bernabé, para hacerse cargo de la bancada al interior del Congreso y con ello, asumir la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

La tensión entre Bernabé Bahena y Ramírez Bedolla no ha cesado, no se dirigen la palabra, Alfredo no respaldó las entrevistas acompañadas que Fermín intentó organizar, incluso en un acto público, el ex coordinador le negó el saludo a su homólogo a la vista de todos los asistentes.

Cambio en la presidencia de la Comisión de Gobernación

El último cambio que se realizó en la actual legislatura, no tuvo mayores complicaciones, ni jaloneos o dramas como en los anteriormente mencionados; por acuerdo político de los morenistas y luego de ser aprobado por unanimidad en el pleno del Congreso, la diputada Cristina Portillo Ayala quedó al frente de la Comisión de Gobernación, mientras que Sergio Báez Torres, pasaría a ser el nuevo responsable de la Comisión de Migración.

La Comisión de Gobernación presenta un retaso importante para la selección del titular del Instituto Michoacano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, que permanece acéfala desde diciembre, el tema principal del pendiente es la inasistencia de los diputados de la mencionada comisión y la de Derechos Humanos, pues a decir de Javier Paredes, en tres ocasiones se ha tenido que suspender la reunión de Comisiones Unidas por falta de quórum.

Mientras que en la Comisión de Migración que pasó a la presidencia de Sergio Báez, queda pendiente continuar con el diseño de una nueva Ley para la Atención y Protección de los Migrantes y sus Familias.

Así es como durante los pocos 7 meses que lleva la LXXIV Legislatura de trabajo en el parlamento de Michoacán, se han dado varios cambios que demuestran la inestabilidad que existe en las bancadas y por consiguiente al interior del Congreso del Estado, tomando en cuenta que aún faltan 5 meses para que termine el primer año legislativo.