fbpx -
home Destacadas, México la Iniciativa de EPN no garantiza el desarrollo sustentable

la Iniciativa de EPN no garantiza el desarrollo sustentable

Eloí Vázquez López mencionó que existe un problema real que el Gobierno Federal esquiva en el marco de la discusión en el Senado del dictamen de las leyes secundarias de la Reforma Energética: El abandono del campo mexicano y la desaparición de la producción agropecuaria en una amplia extensión de tierras, con lo cual se pone en riesgo la soberanía alimentaria del País.

Este tema es prioritario, entre las 16 tesis que sostiene el PRD contra la reforma energética, se ha abordado con insistencia en nuestro partido, esta que la protección al medio ambiente, es una prioridad y un motivo por el que hemos expresado nuestra negativa a que la privatización se concrete como lo pretende el Gobierno Federal.

En ese sentido, coincido con las distintas organizaciones campesinas y analistas que han mostrado preocupación y expresado que, con la aprobación del dictamen, el campo mexicano puede terminar en el abandono total.

Uno de los principales problemas en detrimento de las tierras será el grado de contaminación que la explotación del llamado gas shale provocaría, y sumado al esquema denominado “ocupación temporal” de las tierras donde pretenden explotar hidrocarburos, ambos constituirían el golpe definitivo para acabar con el campo y su producción, provocando con ello, el alza generalizada en los alimentos.

Un ejemplo de esto lo conforman varias disposiciones de las cuatro leyes secundarias, principalmente la que tiene que ver con la Ley de Energía, debido a que solamente ayudarán a encarecer el precio de los alimentos, porque se corre el riesgo de desaparecer subsidios y tarifas preferenciales para el sector.

Por lo tanto, reiteró Eloí Vázquez, la pomposamente llamada “ocupación temporal”, de acuerdo con los principales afectados, los campesinos, provocaría un daño que se calcula en un 60% de las tierras de los 31 mil 941 ejidos que existen en nuestro país.

Es previsible, que aproximadamente cerca de 15 mil ejidos deberán enfrentar procesos legales para frenar la explotación de sus tierras.

Por estos motivos, expertos en el tema han recomendado a los involucrados que estudien las “letras chiquitas”. Esta es una responsabilidad de los legisladores de la izquierda y de aquellos que actúen con responsabilidad con la gente y el Pais.

Ante este escenario, subrayó Eloí Vázquez, el PRD ha mostrado disposición al debate serio y responsable en el Senado de la República ante el diálogo epistolar con el que respondieron al PRD las juntas directivas de las comisiones de Energía y Estudios Legislativos Primera. A pesar de que

en este formato no hay respuesta al planteamiento central de nuestra bancada en el sentido de que: “La reforma no garantiza la seguridad energética de la nación para los próximos 30 años, pues privilegia la entrega de los hidrocarburos a la iniciativa privada extranjera”.

Es fundamental, concluyó Vázquez López, que las y los mexicanos sepan que con estas leyes se incrementará la dependencia alimentaria de la Nación, en detrimento de la soberanía y de la economía popular, y se beneficiará a las transnacionales de los hidrocarburos y de alimentos. Por ello, debemos intensificar la recolección de firmas para lograr la consulta popular y derrotar en junio del año entrante la política entreguista de los neoliberales. Defendiendo al campo al ambiente y a los bolsillos de nuestra gente.