-
home Columnistas, Destacadas La detención de Mireles prueba de fuego para la justicia mexicana

La detención de Mireles prueba de fuego para la justicia mexicana

La pasada detención de los 82 autodefensas que escoltaban al Dr. José Manuel Mireles Valverde como la del propio líder emblemático en La Mira del municipio de Lázaro Cárdenas, ha causado una desconfianza por parte de la población expresada en las redes sociales, que recae en el actuar de quien aplica la ley en Michoacán.

Pues la detención se dio con un gran operativo como ninguno otro, también se da justo después de un Mireles que ya había anunciado su detención, pues sabía perfectamente a que se enfrentaba, muchos señalan que el Dr. está poniendo a prueba a la  justicia mexicana, pues aunque él dijo que no quería ser un mártir, lo está logrando en los últimos días.



Las pruebas que le imputan nos refieren a una cantidad y tipos de armas consideradas como de uso exclusivo del ejército al que se le suma la posesión de dos tipos de droga, es decir dos cargos que no alcanzan fianza, Mireles se encontraba más armado que el mismo Chapo al momento de su detención, según lo relatado por el propio Castillo tan sólo en su camioneta llevaba 8 armas largas.

La razón por la que hace dudar a la mayoría de los ciudadanos es que si Mireles sería tan descuidado para cargar tal cantidad de armas de fuego, cartuchos pero sobre todo droga en una camioneta que todo retén militar podía parar y revisar.

La otra duda está en que Mireles ya se le había relegado por el gobierno federal por sus declaraciones, las cuales en ocasiones muy reveladoras, pues tiempo atrás ya hablaba de la complicidad de Jesús Reyna García con Los Caballeros Templarios, el cual por cierto fue presentado y es juzgado pero tratado con más delicadeza, ya que este nunca se le volvió a ver, quizás se encuentre en una celda más cómoda como la de Andrés Granier Melo o tenga las comodidades médicas de Elba Esther Gordillo.

Pero lo que ha resaltado en los últimos meses es el trabajo realizado últimamente en Michoacán por parte del gobierno federal pues deja más a lo imaginativo que a lo real, o dónde queda el supuesto video del hijo del ex gobernador Fausto Vallejo Figueroa, una filtración que se esfumó para la justicia, sin duda no se pudo actuar porque ya no está el gobernador en el poder, o acaso eso era lo que querían el poder absoluto.

Aquí el gobierno federal particularmente Castillo tiene más en contra que Mireles, pues  a este último se le va cuestionar su antepasado como traficante de mariguana, caso juzgado con sentencia cumplida, entonces se va ir por la línea más débil; la abogada que lo representa, Talía Vázquez Alatorre y su relación con ella como mecenas del #Yosoyautodefensa como también la que pasaba la charola para pagar la camioneta de Mireles, nada es casualidad por eso el impacto mediático de llevar a Mireles, Hipólito Mora, El Padre Solalinde, El General Gallardo, entre otros a una gira por la ciudad de México.

En cambio a Castillo cabe recordar que fue el primer funcionario en llegar al departamento de la Familia Gebara Farah, el 22 de marzo, horas después de que los padres la reportaron como desaparecida.  Dicho por el mismo Castillo el caso presentó Inconsistencias, después de que a los nueve días siguientes se encontró la niña Paulette sin vida en su cama.

Es el mismo Castillo que encerró a Hipólito Mora por haber sido el homicida intelectual  de dos personas en La Ruana, también por inconsistencias y faltas de pruebas salió libre. En el caso Mireles veremos entonces hasta donde será capaz de actuar la justicia mexicana, si cae en la inconsistencias de siempre o revisa y hace valer los derechos del inculpado.