fbpx -
home Destacadas, Michoacán Intereses políticos y personales detrás de la persecución del Concejo Indígena de Nahuatzen, acusan integrantes

Intereses políticos y personales detrás de la persecución del Concejo Indígena de Nahuatzen, acusan integrantes

Michoacán.- Son intereses personales y políticos por parte de autoridades y miembros del Partido de la Revolución Democrática las causales de la persecución al Concejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen, acusaron dos miembros de dicha agrupación.

En un encuentro agendado con los medios de comunicación, América Guerra Espino y Ana María Maldonado, acusaron directamente al perredista Martín García Avilés, el gobernador Silvano Aureoles Conejo y al presidente municipal David Otlica Avilés de mantener a la comunidad en un estado de sitio, para hostigar a los integrantes del Concejo con el fin de que el PRD siga gobernando en el lugar y “seguir viviendo del erario público”.

Según las comuneras, durante esta mañana comenzó una mesa de negociaciones con presencia de representantes del Concejo, autoridades estatales y municipales, así como representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en la que se acordaría la presencia de un notario público para dar fe de las pertenencias en la Casa Comunal, el cambio de dicha estancia a las instalaciones del DIF en dónde los comuneros continuarían trabajando y el retiro de David Otlica de Nahuatzen, a voz de las integrantes ningún acuerdo se cumplió ya que la parte del Ayuntamiento no estuvo de acuerdo.

Aunado a lo anterior las comuneras también acusaron directamente al gobierno del estado de estar vinculado con el narcotráfico y mantener a grupos delictivos externos en el interior del municipio.

“Nosotros les hemos entregado a los que agarramos con armas, dinero y drogas, entregamos dos camionetas y un coche blindados, pero jamás llegaron a las instalaciones de seguridad”.

Por lo cual, negaron cualquier que detrás del movimiento se encontrar grupos delictivos ni ningún partido político.

Ana María Maldonado también mencionó que ella sufrió de una privación de la libertad la madrugada de este viernes, junto a otros de sus compañeros.

Cabe mencionar que el Palacio Municipal de Nahuatzen aún está en manos del Concejo Ciudadano Indígena y advirtieron que seguirán manejando los recursos públicos, mientras el conflicto con el Ayuntamiento no se resuelva.