fbpx -
home Destacadas, Michoacán, Salud Infectólogo michoacano habla en redes sociales sobre vacuna Cansino

Infectólogo michoacano habla en redes sociales sobre vacuna Cansino

Fotografía/Internet

Morelia, Michoacán.- Como integrante del Colegio de Salud Pública de Michoacán y parte del protocolo de vacunas, el infectólogo michoacano, Jorge Alejandro Vázquez habló en redes sociales sobre el COVID-19 y la vacuna Cansino.

El doctor Jorge Alejandro Vázquez Narváez es egresado de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Posteriormente se especializó en Pediatría en el Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría, en Infectología Pediátrica en el Sector Salud y una Maestría en Salud Pública en el Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas A.C. Atiende a sus pacientes en el Hospital Star Médica Morelia de la ciudad de Morelia, Michoacán y en el Hospital Ángeles Morelia de la ciudad de Morelia, Michoacán.

“La vacuna no cura, la vacuna previene”, explica Jorge Vázquez Narváez, director de la Asociación de Investigación Pediátrica y Adultos (AINPAD) en Morelia. Señaló que es más importante evitar la enfermedad que enfermarse, curarse y presentar secuelas más tarde, ya que las consecuencias y el alcance de la COVID-19 aún son desconocidas.

La vacuna está hecha principalmente de dos cosas: un pedazo de virus gripal y la “proteína S” del virus SARS-CoV-2 , explica Vázquez. El pedazo de virus gripal sirve para entrar a las células del cuerpo mientras que la “proteína S” sirve para que el cuerpo conozca el virus SARS-CoV-2 y aprenda a defenderse de éste.

El doctor Vázquez confía en los procesos de esta ingeniería genética porque ya han sido utilizados en el pasado para vacunas como las que previenen el neumococo y el papiloma humano. De hecho, CanSino Biologics y el Instituto de Biotecnología de Beijing fabricaron la vacuna contra ébola de la misma manera: uniendo la partícula del virus que se quiere prevenir a un virus gripal.

Además, esta vacuna necesita ser conservada en una temperatura entre dos y ocho grados celsius (como la mayoría de las vacunas que existen actualmente), lo cual garantiza que podrá ser transportada con la infraestructura y tecnología disponible en el país.

“La vacuna no puede producir [COVID-19]”, dice Vázquez. Esto se debe a que la “proteína S” por sí sola no puede provocar COVID-19. Si alguien recibe la vacuna y se enferma de la COVID-19 inmediatamente es porque ya estaba incubando el virus.

Su presentación se puede ver en el siguiente link: https://www.facebook.com/colegiosaludpublicamich/videos/823149171617922/:

La vacuna de CanSino ha sido segura hasta el momento, dice Vázquez Narváez. “En México hay siete mil voluntarios que no han reportado eventos adversos graves, muertes ni reacciones alérgicas y a nivel mundial los voluntarios no han presentado ni un evento adverso grave desde que comenzó la investigación”, explica el médico.

Según el consentimiento informado para participar en la prueba de la vacuna de CanSino los efectos adversos muy comunes de esta vacuna son los siguientes: Dolor en el lugar de la inyección, fiebre, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular.