fbpx -
home Salud Importante, revisar etiquetado frontal y trasero de los productos comestibles: SSM

Importante, revisar etiquetado frontal y trasero de los productos comestibles: SSM

Morelia, Michoacán. – En el marco del Día Mundial de la Diabetes, mediante un comunicado, La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) recomienda a la población revisar el etiquetado frontal y trasero de los productos comestibles para conocer la cantidad de azúcar, sodio, carbohidratos y grasas saturadas que tienen.

De acuerdo con la nutrióloga Paula de la Cruz Salazar, educadora en Diabetes por la Asociación Mexicana de Diabetes, el nuevo etiquetado frontal de productos que entró en vigor a partir del pasado 1 de octubre del 2020, acata la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051, emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y señala que todo comestible debe informar a la población si exceden las dosis de ingesta diaria, recomendada en consumo de calorías o sodio.

Entre los puntos básicos a revisar en un producto, es la cantidad de calorías marcada en la parte trasera, las grasas saturadas, azúcares, sodio y carbohidratos señalados en la parte frontal en porciones de 100 gramos o en 100 mililitros, ello en el caso de las bebidas azucaradas.

Si en un producto de 100 gramos se excede de las 275 calorías, es cuando se establece la leyenda de “Exceso de Calorías”, mientras que en los líquidos se aplica el sello frontal por cada 100 mililitros y hay un aporte mayor a las 70 calorías o azúcares añadidos. El sello “Exceso de sodio” se asigna a los productos sólidos que por cada 100 gramos contengan 350 miligramos de sodio y en bebidas los 45 miligramos; mientras que si el 10 % del total de energía del alimento proveniente de grasas saturadas, deberá llevar una advertencia, mismo caso que con los azúcares.

Te puede interesar: Arte, medio de pacificación social: Grisel Tello

En el caso del etiquetado trasero, los productos deben indicar si contienen colorantes o edulcorantes y la cantidad, debido a que, si exceden del 10% del total del producto, es un riesgo potencial para la salud. Por ello, la SSM recomienda tomar en cuenta las advertencias que hay en los empaques y envases de alimentos y bebidas, para así mantener buenos hábitos alimenticios.