fbpx -
home Columnistas ¡Hoy el sol no salió para todos! –La Opinión de René Marín

¡Hoy el sol no salió para todos! –La Opinión de René Marín

Por René Marín

“Pase lo que pase, mañana saldrá el sol”, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama reconocía de esta forma la derrota electoral de su correligionaria de partido, la demócrata Hillary Clinton.

Lo que parecía sería una fiesta en la cual las minorías –de la nación con más cabezas nucleares en el mundo– festejarían un futuro de la mano de una mujer sensata, inteligente y capaz, se convirtió en una noche de pesadilla no solo para los hombres de color, los musulmanes y por supuesto los hispanos que veían cómo es que en el estado de Pensilvania se diluía cualquier capacidad de reacción que llevará a la ex primera dama al ala oeste, ya que los líderes mundiales seguían con interés lo que sucedía el martes de elecciones en los Estados Unidos.

Si bien el sistema de elecciones de los Estados Unidos eligió a un payaso como presidente número 45, es importante recalcar que no cuenta con la mayoría de los votos ya que en un sistema de votación directa la señora Clinton aventajo por 146 mil votos a su contrincante

Lo mismo le sucedió a Al Gore en la elección contra George W. Bush en el año 2000, es esa ocasión la ventaja de los demócratas fue de medio millón de votos.

Sin embargo, desde anoche en nuestro país el panorama lucio desalentador y se pensaba que tal vez, el sol no saldría por la mañana, y es que el peso alcanzaba su máximo histórico frente al dólar, las bolsas asiáticas se venían abajo y los mercados financieros en general se contagiaban del pesimismo de tener que sobreponerse a lo que se avecina como cuatro años de terror.

Un discurso de miedo llevo al magnate de los bienes raíces hasta el escaño más importante del mundo, los americanos sin estudios, los habitantes de las zonas rurales, las clases medias industriales demostraron su verdadera faceta de racistas al votar por una persona que acuso a los mexicanos de ser violadores y narcotraficantes, además de ser un misógino por naturaleza.

La división que se nota a grandes rasgos después de la elección, será una herida en el corazón de las minorías que francamente no parece que sanara, al menos no en el corto plazo.

La incertidumbre mundial ha llegado de la mano de un personaje que la historia juzgará como el mesías de la supremacía y el racismo blanco, o como a un empresario que utilizo su experiencia en los negocios para llevar a los Estados Unidos a un nuevo nivel de liderazgo.