fbpx -
home Destacadas, Reportajes Gobierno de México compró Oxicodona, medicamento calificado como altamente adictivo y peligroso

Gobierno de México compró Oxicodona, medicamento calificado como altamente adictivo y peligroso

Morelia, Michoacán.- El gobierno de México que encabeza Andrés Manuel López Obrador, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hizo un compra por dos millones 730 mil 320 pesos ($2,730,320.00) de OXICODONA, un analgésico opioide que produce adicción, al actuar como un psicofármaco pero en menos tiempo, es decir, que tiene efectos directos en la actividad mental.

A través del portal de compras del IMSS, se pudo conocer que el 17 de diciembre del 2018 inició un contrato para la adquisición de tabletas de Oxicodona de liberación prolongada, en envases de 30 unidades. Cada tableta contiene Clorhidrato de Oxicodona 10 miligramos. El fin del contrato está registrado con fecha de 31 de diciembre del 2019.

Detalles de la compra y antecedentes

 El producto fue solicitado por la delegación del IMSS desde las oficinas centrales, a GRUPO FÁRMACOS ESPECIALIZADOS S.A de C.V. El procedimiento de compra fue a través de la licitación pública, registrado con el número de procedimiento LA50GYR47E4518.

Fueron cuatro mil envases que se compraron, con un costo de 682 pesos con 58 centavos, para dar un total de dos millones 730 mil 320 pesos.

Una compra previa a la mencionada, está registrada en el primer día de AMLO como presidente de México (01 de enero del 2018), por la cantidad de dos millones 591 mil 948 pesos con 52 centavos ($2,591,948.52). GRUPO FÁRMACOS entregó en ese momento 4 mil 284 envases de tabletas a un costo de 605 pesos con 03 centavos cada uno.

Las cifras anteriores indican que el gobierno de AMLO gastó en total cinco millones 322 mil 268 pesos ($5,322,268.52)

Durante el periodo administrativo priísta de  Enrique Peña Nieto, también se hicieron un par de compras de la droga pero por una cantidad mucho menor; según los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social, el 27 de septiembre del 2017 se adquirieron de EXFARMA, 650 frascos de Oxicodona con 30 tabletas, por un monto total de 344 mil 506 pesos con 50 centavos (530 pesos cada frasco).

También se informó a través del portal compras.imss.gob.mx que el 13 de febrero del 2015 el gobierno mexicano compró por adquisición directa a PSICOFARMA S.A de C.V, 153 mil 450 pesos de Oxicodona en tabletas de 23 miligramos, sin que se conozca la cantidad de envases.

En referencia a los datos anteriormente proporcionados, se puede concluir que el gobierno actual de Morena, incrementó en un 90 por ciento la cantidad del psicofármaco solicitado, y gastó 4 millones 824 mil 312 pesos más que en el periodo del PRI en el gobierno de México.

Oxycodona compra IMSS

Efectos de la Oxicodona son similares a la heroína

La Oxicodona es un analgésico que forma parte de la familia de los opioides, también conocidos como narcóticos, responsables de generar mucho placer y suprimir el dolor, y el proceso de desintoxicación es muy duro; la mayoría de los adictos requieren ayuda para dejar de consumir, pues ponen en riesgo su vida al intentar dejar de consumir abruptamente. Los efectos de la Oxicodona son parecidos a los que provocan la heroína y la morfina.

“Los adictos a la Oxicodona experimentan sentimientos de grandeza y aumento de energía. Se sienten invencibles. Sin embargo, cuanto más se toma, la persona adquiere una mayor tolerancia a la sustancia que requiere grandes cantidades de la misma y dependencia física”, menciona un artículo informativo del medio español Telecinco.

La Oxicodona funciona como los psicofármacos pero menos tiempo. Los psicofármacos son sustancias químicas que influyen en los procesos mentales y actúan en el sistema nervioso central, produciendo cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de la conciencia y el comportamiento, esto lo consiguen al hacer que las neuronas se comporten de forma diferente, pues influyen directa o indirectamente en los neurotransmisores.

Un artículo reciente del New York Times menciona que el OxyContin, fue comercializado de forma agresiva y engañosa por Purdue Pharma, podría haber sido aún más perjudicial de lo que se entendía anteriormente.

Investigaciones recientes muestran que la compañía centró su comercialización en estados con una regulación de prescripción más liviana, con un efecto devastador. Además su marketing tomó varias formas, incluyendo llamar y visitar médicos; pagarles por comidas y viajes; proporcionar regalos; y la financiación de grupos de tratamiento del dolor que instaron a la liberalización de la prescripción de opioides.

Algunos de los mensajes de mercadotecnia de la compañía redujeron al mínimo el potencial de OxyContin para generar adicción, por lo que pagó más de $ 600 millones en multas en 2007.

La droga de Hollywood

La Oxicodona llevó a la muerte al actor Heath Ledger en enero del 2009 a sus 28 años, y al “El Rey del Pop” Michael Jackson un año después.

En la autopsia del Joker de “Batman The Dark Knight”, se reveló que murió por una intoxicación aguda de oxicodona mezclada con diazepan, mientras que la de Michael Jackson indicó una sobredosis del mediamento.

Courtney Love también sufrió una intoxicación y fue detenida en el 2003 por posesión de oxicodona, y el locutor de radio Rush Limbaugh hizo pública su adicción a los analgésicos opioides, entre ellos la oxicidona.

Recientemente la plataforma de Netflix, ha estrenado la miniserie documental “The Pharmacist” (El Farmacéutico), que muestra la investigación hecha por Dan, un farmacéutico de Luisiana, en torno a la muerte de su hijo, relacionado con un tiroteo por drogas. Su búsqueda de justicia llevan a Dan a dar con la existencia de una gran cantidad de adictos a medicamento “OxyContin”, provocada por la corrupción que existe detrás de la crisis de los opioides.

La Oxicodona es pues, un analgésico altamente adictivo, que el gobierno de México ha solicitado en cantidades notablemente superiores, para su distribución a los beneficiarios del IMSS. Si el psicofármaco es consumido indebidamente causará adicción y en el peor de los escenarios una sobredosis por su consumo en exceso.