fbpx -
home Destacadas, México Fiscalía de Puebla señala que los acusados de “robachicos” y quemados vivos, eran campesinos

Fiscalía de Puebla señala que los acusados de “robachicos” y quemados vivos, eran campesinos

Fotografía/ Proceso

Puebla, Puebla.- De acuerdo con información de Proceso, la Fiscalía General de Puebla confirmó que las dos personas que fueron quemadas vivas la tarde del miércoles en Acatlán de Osorio, eran campesinos. Aseguraron que se descarta su participación en un delito, aunque los pobladores los acusaron de “robachicos”.

Fue a través de un comunicado, que la Fiscalía informó que dio inicio a la carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado en contra de quien resulte responsable del asesinato de Alberto N., de 56 años de edad y Ricardo N., de 21 años.

Por redes sociales, una mujer identificada como Charo y quien aseguró ser madre de Ricardo, participó en la transmisión en Facebook Live que hizo uno de los pobladores. La mujer pidió que no le hicieran daño a su hijo y a la otra persona, quien supuestamente, era tío del joven, pues aseguró que no eran secuestradores y que eran originarios de Tianguistengo.

Según versiones extraoficiales, Alberto Flores Morales y Ricardo Flores Rodríguez, fueron detenidos en San Vicente Boquerón por tomar bebidas alcohólicas en la vía pública y fueron trasladados a la comandancia de la cabecera municipal en Acatlán de Osorio por faltas administrativas.

No obstante, algunos pobladores empezaron a divulgar de boca en boca, por WhatsApp y otras redes sociales que los dos detenidos habían intentado robar a dos niños. La acusación provocó la ira de los pobladores, que aseguran estar cansados de la inseguridad y de que las autoridades dejen en libertad a los delincuentes.

Fue de esta manera como cerca de 200 pobladores se congregaron afuera de la comandancia para sacar por la fuerza a las dos personas detenidas a fin de lincharlas y enviar un mensaje de escarmiento al resto de los delincuentes que pretendieran atacar en su comunidad, dijeron.

Al dar por hecho que los dos detenidos eran “robachicos” los golpearon, los amarraron, los rociaron con gasolina y les prendieron fuego cuando aún estaban con vida.

Uno de los hombres que presenciaron el acto, transmitió en vivo el ajusticiamiento de quienes aseguraba eran delincuentes; se escuchan las voces de los pobladores gritar “¡Mátenlos, quémenlos vivos!”.

Trascendió que cinco policías municipales fueron detenidos por omisión y por no haber accionado los protocolos que incluyen pedir asistencia de la Secretaría General de Gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Con información de: Proceso