fbpx -
home Internacional Ex sacerdote declaró aprovecharse de 4 a 5 niños por semana

Ex sacerdote declaró aprovecharse de 4 a 5 niños por semana

Bernard Preynat, es un ex sacerdote de 74 años de edad, reconoció que durante 20 años se aprovechó de varios menores de edad que estuvieron bajo su cargo cuando fue un capellán de los “Boy-Scouts” en Sainte-Foy-Lés-Lyon, una localidad francesa.

Los afectados en aquel tiempo tenían entre 7 y 15 años de edad. Sus padres ignoraban las agresiones que sus hijos enfrentan día tras día, por lo que no fue hasta los años 1971 y 1991 momento en que se revelaron las primeras denuncias en contra de Bernard.

“En la época, a mi entender no cometía agresiones sexuales, sino que eran caricias, cariños. Estuve equivocado. Son las acusaciones de las víctimas las que me lo han hecho comprender”, mencionó el acusado en su confesión.

Entre 1970y 1990, el padre Bernard era admirado por los demás sacerdotes pertenecientes a la diócesis, pues estos confiaban en que sus hijos eran felices yendo a explorar lugares con Preynat que organizaba fuera y dentro de Francia.

En 2015, miembros retirados de los ‘scouts’ denunciaron nuevamente a Bernard por tocar inapropiadamente a los niños, besos en la boca y caricias recíprocas obligadas de insinúo sexual. Los hechos eran conocidos por la iglesia católica de Francia, lo que procedió a la condena del cardenal Philippe Barbarin. Preynat había confesado los abusos a sus superior3es desde 1991.

Durante un juicio canónico, el acusado fue reducido a seglar, pero ahora podría pasar hasta 10 años en prisión por sus delitos.

Yo sabía que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca debería haber hecho. Eran a escondidas (…) Y sí, es verdad, me aportaban placer sexual”, añadió a su declaración.

Por su parte, la investigación de los casos encontró que las primeras agresiones de Preynar fueron cometidas cuando este tenía 17 años y corría el año de 1962. Los abusos se detuvieron hasta 1991.

La magistrada que presidió la audiencia confirmó que los abusos de Bernard involucraban “de cuatro a cinco niños por semana”, lo que quiere decir “casi un niño al día”.

Una de las víctimas de Preynat, identificada como François Devaux, mencionó que los abusos del ex sacerdote dejaron duros estragos en su vida que lo orillaron a intentar suicidarse y a ser violento con sus padres.

“Lo que estoy viviendo aquí, en el proceso, es lo más duro que he vivido desde el principio del caso (…) Antes, me parece, yo era un niño lleno de luz. Después de esto, viví una vida muy sombría”, explicó.

El abogado de Bernard, Frédéric Doyez, criticó por su parte la demora del juicio y afirmó que estos hechos debieron ser juzgados hace 30 años.

“Vamos a saber por qué (el caso) no se llamó a la puerta de un tribunal en lugar de llamar a la puerta de un obispado. Vamos a saber por qué en la época se consideró normal que no hubiera una respuesta penal”