fbpx -
home Deportes, Espectáculos Ex futbolista revela cómo eran las fiestas de ex boxeador Floyd Mayweather

Ex futbolista revela cómo eran las fiestas de ex boxeador Floyd Mayweather

Floyd Mayweather, ex boxeador estadounidense, siempre se ha dado a conocer por su estilo de vida, la cual se caracteriza por ser excéntrica y polémica, pues a través de sus redes sociales comparte imágenes y videos de sus lujosas mansiones, autos, outfits, relojes, joyería, entre más cosas.

Todos estos lujos se deben a la gran fortuna que hizo durante su trayectoria como boxeador profesional, donde tuvo un récord 50-0, triunfos que siempre acompañó con grandes festejos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#TMT 💵💎💰

Una publicación compartida por Floyd Mayweather (@floydmayweather) el

Kieron Dyer, ex futbolista de la Premier League, fue invitado por un amigo a una de las magníficas fiestas de The Money, por lo que reveló cómo son eran estas celebraciones en una charla para el podcast Golf Life.

“Había un tipo al que conocíamos que era muy cercano a Carlton Cole, que solía ser DJ de 50 Cent”, reveló Dyer, quien asistió a una fiesta en Las Vegas tras la pelea ante Miguel Cotto en 2012.

“Después de la pelea, me llama (mi amigo) y me pregunta que qué iba a hacer. Le dije que probablemente iría a uno de los grandes clubes nocturnos de Las Vegas, pero él quería que lo conociera (Mayweather). “Todos irán a festejar con el campeón, todos irán a casa de Floyd”, reveló el ex jugador del Newcastle United.

Dyer no pudo negarse a ir a una de las fiestas del famoso Mayweather; ya estando en la casa de Floyd había más de 100 personas y con los cinturones de campeón a la vista de todos los invitados.

“Nos reunimos y aparecí en la casa de Floyd. Debía haber unas 200 personas en la casa. Tenía todos sus cinturones de campeón sobre la mesa, él ya tenía como 11 títulos mundiales y estaban todos ahí. No había señal de él tampoco. Podía tomar uno si quería e irme de allí” Por último, el ex seleccionado inglés confesó que “había mujeres por todas partes”; además de que todo era muy ostentoso.

Al final Dyer no pudo ni siquiera conocer a Floyd “Era surrealista, muy surrealista. Olvídense de todo lo que saben de Floyd, él solo quiere ser amado. Tuve la sensación de que era una persona que necesitaba ser amada… Lo ves con dinero, el teléfono, los coches, todo eso… y es complejo”.