fbpx -
home Columnistas Evidentes confluencias en Culiacán: Opinión de Héctor Marín Rebollo

Evidentes confluencias en Culiacán: Opinión de Héctor Marín Rebollo

HÉCTOR Marín Rebollo

Pasada la tormenta desatada el 17 de octubre en Culiacán, ante el operativo para detener a Ovidio Guzmán, se van entendiendo las cosas y las posibles consecuencias si la tozudez o el afán de mostrar el músculo del gobierno, como quería la derecha tramposa, hubiese sido más grande que la prudencia.

Sospechosas se oyen las voces de los provocadores y de los gacetilleros (sicarios de la tecla) a sueldo… o de los comunicólogos de radio, televisión y redes sociales de derecha… y de quienes le regatean su apoyo al nuevo gobierno por envidia o por falta de visión y objetividad como académicos y “opinólogos”.

Factores: poderosas armas de EEUU, (contrabando claro); intereses de delincuentes y de políticos conservadores unidos; empresarios vengativos, etc.

La derecha panista y el PRI neoliberal atizan la andanada contra López Obrador y lo mismo hacen los grupos empresariales más conservadores, porque quieren sacar raja del asunto de Culiacán. Ahora resultan defensores del Ejército, de la Marina y la Guardia Nacional “porque el gobierno provocó que salieran vulnerados” después de la liberación del delincuente, y ante la amenaza de que murieran decenas de personas inocentes por armas de alto poder y el posible estallido de dos pipas con combustibles.

Veamos. Cae un ministro de la Corte con posibles delitos graves que se están investigando y con nexos cercanos a tres ex presidentes corruptos. Debido a una investigación sobre el origen de su fortuna renuncia un dirigente sindical; llega a México el Presidente Miguel Díaz Canel y se anuncia oficialmente el  apoyo a Cuba en la venta de energéticos que la derecha no acepta; se vencen las resistencias “legales” para iniciar la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía; se les rompe el espinazo a los corruptos empresarios miembros de la Coparmex y el Consejo Coordinador Empresarial que ya no podrán exigir se les condonen impuestos por miles de millones de pesos y porque ya no podrán presentar facturas falsas, como lo hacían.

Sólo los ingenuos verán en esto una casualidad. En el caso de Culiacán, hubo un plan de la derecha aliada al narcotráfico criminal para bañar en sangre al pueblo de Culiacán y exigir la renuncia de López Obrador. ¿Les importa a estos narcos y políticos de derecha que se asesine a inocentes? No. Pero hubo un líder que dijo no a las armas.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso