fbpx -
home Destacadas, Educación, Michoacán Estudiantes de la UMSNH manifiestan solidaridad con docentes y empleados

Estudiantes de la UMSNH manifiestan solidaridad con docentes y empleados

Morelia, Michoacán.- A través de una misiva, estudiantes y egresados de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), manifestaron su solidaridad con las acciones de docentes y empleados en la exigencia de pagos de adeudos, además de manifestar al rector Raúl Cárdenas Navarro la exigencia de un alto al hostigamiento laboral.

En el escrito difundido en redes sociales señala: Por este medio, los estudiantes y egresados de la facultad de historia —así como de otras facultades y preparatorias— protestamos por los actos de abuso de poder que usted ha ejercido por meses en contra de trabajadores y profesores de esta insigne universidad. En particular, el detonante que nos hace pronunciarnos, es el despido injustificado de 20 trabajadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, todo esto, bajo acusaciones falsas.

Usted despidió a 20 trabajadores sin comprobar que si quiera se encontraban en la protesta de toma de instalaciones del edificio de rectoría del día 13 de enero del año 2020 —motivo, que, según usted, amerita la recisión de contrato para quien sea—. Está claro que su propósito es el de intimidar a los trabajadores, profesores y estudiantes que discrepan con su actuar, sus propuestas y la conducción de la universidad, aún a costa de inocentes. Estos actos, —que condenamos enérgicamente—, se suma a su historial de hostigamientos y abusos, que luego pretende hacer ver como «medidas ejemplares» ante la sociedad. Pero fracasará.
Los estudiantes y egresados protestamos porque entendemos mucho mejor que usted, que esta universidad sólo tiene ese carácter académico cuando el conocimiento se usa para el beneficio de nuestra especie en general, para la resolución de sus problemas y para su felicidad. De lo contrario, se vuelve una institución corrompida, de autoconsumo y autoelogios, alienada de función alguna. Los estudiantes y egresados, sabemos que la mejor forma de evitar una protesta —de la naturaleza que sea—, es dialogando. Pero usted no escucha ni a trabajadores ni a profesores. Ello quedó demostrado recientemente, al requerirle al SUEUM, que “aclarara” los puntos a tratar en la reunión que han peticionado por meses. Muchas opiniones desde entonces, —incluidas las nuestras— han respondido con desprecio a su frivolidad, evidenciando que es imposible que, tras meses de fricciones, manifestaciones y protestas, de verdad no sepa qué es lo que los trabajadores desean tratar.
Rector Raúl Cárdenas Navarro: ¿Alguna vez se ha quedado sin salario, prestaciones y aguinaldos, por tres meses? ¿Alguna vez lo han despedido sin mayor razón que para imponer el miedo, aún después de haberle dedicado décadas de trabajo a una institución?
Los derechos laborales de los docentes y trabajadores nicolaitas, tales como su derecho al salario, prestaciones de ley, aguinaldos y otros beneficios honestamente ganados, no son un botín con el cual condicionar la opinión de su dueño: son el garante del bienestar del trabajador o académico, que a su vez son el sustento de millares de familias.
Está claro, que, para usted, es más fácil querer infundir el miedo, que lograr el consenso mediante el debate, en el cual, sería derrotado como lo ha sido hasta ahora, tanto por académicos como por trabajadores. Se ha servido de artimañas para presionar y nulificar toda opinión distinta a la suya, de aplastar a toda manifestación nacida de su cerrazón. Y paralelamente, se divulgó de manera oficial que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo apoyaba el Paro Nacional del 9 de marzo. En ella, está remarcada la leyenda: «No se trata de un día de asueto, es una protesta […]» ¿Unas protestas sí y otras no? ¡Sea congruente! Exigimos que los trabajadores sean reinstalados en sus puestos de trabajo ¡Y que ofrezca una disculpa pública! ¡Pague los adeudos a los trabajadores!
Y aun así, Lamentablemente, no está de sobra exigir que no aceptamos más amenazas de despido ni de retención salarial a ningún trabajador ni profesor.