-
home Educación, Internacional Escuela islámica en Reino Unido prohíbe a las niñas comer antes que los niños

Escuela islámica en Reino Unido prohíbe a las niñas comer antes que los niños

Fotografía/ La Prensa

Reino Unido.- La Oficina de Estándares en Educación (Ofsted) ha advertido a la escuela islámica de Birmingham Al-Hijrah que es ilegal que las mujeres coman después de que lo hagan los hombres.



Luke Tryl, director de estrategia corporativa de Ofsted, ha declarado que la segregación de género es “muy estricta” en Al-Hijrah, el centro musulmán y que, por ello, comenzó una investigación para aclarar las políticas del centro.

Al-Hijrah fue investigado previamente por sus finanzas y tiene una conexión con las escuelas de caballos de Troya, tal y como recoge el ‘Daily Mail’. El caso de divulgación se centró en una inspección en junio del año pasado, en la que los inspectores acusaron a la escuela de violar la Ley de Igualdad 2010. La escuela financiada por el estado, para alumnos de 4 a 16 años, separa a los niños y niñas de 5 años en adelante por razones religiosas.

Ofsted llevó a cabo la inspección después de recibir un correo electrónico anónimo que decía ser de un alumno, diciendo que estaba prohibida cualquier interacción entre los géneros.  “Me preocupa ir a la universidad y no tener las habilidades sociales para poder hablar normalmente con el sexo opuesto”, escribía el estudiante. Durante la inspección, una niña le explicó a Ofsted que la segregación era “tonta” y que no sabía “cómo tener ninguna relación o amistad con los niños”.

Uno de los libros de la biblioteca de la escuela especifica que a una esposa “no se le permite negarse a tener relaciones sexuales con su esposo” y otra añade que “a las mujeres se les ordena obedecer a sus esposos y cumplir con sus deberes domésticos”. Además, dos libros comentan que un esposo puede golpear a su esposa siempre y cuando no se hiciera “con dureza”.

Ante este hallazgo, el director Arshad Mohammed les explicó a los inspectores que no se había dado cuenta de que los libros estaban disponibles y los denominó “abominables”.

Fuente: Daily Mail