fbpx -
home Mundo Raro En Japón regalan las casas por estar vacías

En Japón regalan las casas por estar vacías

Fotografía/ NekoJitaBlog

Japón.- Desde las últimas décadas, los jóvenes japoneses se decantan por emigrar a las grandes ciudades del país y buscar un futuro próspero. Se predice que para el año 2040, casi 900 pueblos y aldeas de todo Japón ya no existirán. Okatuma es un buen ejemplo de la acelerada despoblación a la que tiene que hacer frente el país. A tan solo dos horas de tren desde el centro de la prefectura de Tokio, en los años 60 su población ascendía a 13.000 habitantes. La industria de la región prosperaba gracias al comercio de la madera. Hasta que, tras la liberalización de importaciones y la caída de la demanda de madera en los 90, el sector dejó de ser rentable. Muchos jóvenes decidieron entonces emigrar a la ciudad. Hoy, su población ronda los 5.200 habitantes.

Esta tendencia, tan practicada en los países desarrollados, se ha extendido tanto que el Gobierno de Japón lleva años intentando repoblar las zonas rurales. El primer paso fue en el año 2014, según detalla un reportaje de la CNN, con la creación del banco “akiya”. Se trata de un esquema de vivienda desocupada que pone en contacto a compradores potenciales con propietarios de edad avanzada y propiedades vacías. Estos bancos existen en todo el país, aunque cada región establece sus propias condiciones. El esquema “akiya” no está limitado solo a personas japonesas. Incluso les han dado casa a personas que vienen de Nueva York o China.

A las migraciones a las grandes ciudades se añade la obstáculo de que, por lo general, los japoneses prefieren las nuevas construcciones. La magnitud del problema es tal que incluso en 2015 el Gobierno se vio empujado a aprobar una ley que castiga a los propietarios que dejen sus casas vacías. El objetivo es que reparar las casas también sea una opción, y es que el parqué de viviendas vacías es tan amplio que muchas presentan problemas de humedad después de permanecer varios años cerradas.

Fuente: Vanguardia