fbpx -
home Educación, Michoacán En desorden arranca la primera sesión virtual del Congreso de Michoacán

En desorden arranca la primera sesión virtual del Congreso de Michoacán

Morelia, Michoacán.- En desorden, con audios mezclados, fallas técnicas y puntos de vista encontrados, comenzó la primera sesión virtual del Congreso de Michoacán, a través de la plataforma Zoom, en la que únicamente se tocarán lecturas de iniciativas y posicionamientos.

Lo anterior luego de que los legisladores aprobaran las sesiones virtuales como una opción para no tener rezago en el trabajo, ante la contingencia por el virus SARS-CoV-2.

Como primer movimiento, los diputados de la LXXIV Legislatura votaron para certificar las sesiones vía electrónica, como una opción para continuar con el trabajo en el Parlamento michoacano. La votación resultó en 32 votos a favor y 2 en contra por parte de los panistas Óscar Escobar Ledesma y David Cortés Mendoza.

El pase de lista y la votación del orden del día terminaron convirtiéndose en un debate sin que el presidente de la Mesa Directiva consiguiera disciplina; los que se manifestaron en contra, no se cansaron de calificar la primera sesión virtual “ridícula, absurda y una payasada”, al referir que la labor legislativa es escénica y no debe ser suspendida la presencia de los diputados en el Pleno, por la pandemia de coronavirus.

Te puede interesar: Con punto y coma, diputado de Morena en Michoacán plagia iniciativa

La también panista, Gabriela Ceballos Hernández recordó a sus compañeros de partido que el Congreso Local tiene bajo su marco jurídico las dos opciones de sesiones, por lo que las virtuales no sustituirán a las presenciales.

Luego tomó la palabra el diputado del PRD, Norberto Antonio Martínez Soto, que hizo referencia a sus padecimientos médicos que le impiden asistir al Pleno, al formar parte de, sector poblacional vulnerable ante el Covid-19.

A los dichos anteriores se le sumaron Javier Paredes Andrade, Ernesto Núñez Aguilar y Fermín Bernabé Bahena.

Fue luego de poco más de una hora de votaciones, errores técnicos y debate que, los congresistas pudieron comenzar con la lectura de sus respectivas iniciativas.

Así transcurrió el inicio de la primera sesión virtual, y en incertidumbre de si el ejercicio se repetirá en próximas ocasiones.