-
home Columnistas, Destacadas El tiempo se agota, la necesidad es evidente, conciencia, educación y agua requiere la gente – Opinión de Estanislao Soto

El tiempo se agota, la necesidad es evidente, conciencia, educación y agua requiere la gente – Opinión de Estanislao Soto



Imagina por un momento que vives en un lugar donde la vegetación es árida, donde las temperaturas están entre 35° a 40° y además existe una gran escases de agua, el panorama pinta hasta el momento muy complicado, aunado a esto, te encuentras en una pequeña población donde todos dependen de un pozo profundo con una mínima dotación de agua, la dotación disminuye casi a términos de desaparecer en los meses más calurosos del año, y todo lo que poses tanto económicamente como sentimentalmente se encuentra en ese sitio, pues esta es una de las tantas realidades que se viven en Michoacán así como en otros estados, la necesidad del recurso hídrico obliga a las personas a tener conciencia de cuidar el agua, pero también las hace evidentes de la falta de técnicas para su recolección, almacenamiento, conservación y cuidado, esta es aún más evidente cuando aquello que tanto anhelan se les concede y no se les da la educación para el cuidado del recurso hídrico, ya sea porque se fabrica una presa, olla o almacenamiento de cualquier tipo, y se presenta la oportunidad de cubrir no sólo las necesidades domésticas, si no también ganaderas y de cultivos, la falta de educación para el cuidado del agua, comienza a dañar el entorno donde se construyó el almacenamiento, con el afán de producir un bien, las áreas de praderas y cultivos comienzan a expandirse, no sólo aguas abajo del almacenamiento, tan grande parece ser la oportunidad que el deseo de optimizar y ampliar da una invitación a invadir los alrededores del almacenamiento, retirando toda la vegetación nativa, siendo aquí donde aparece el inicio del fin del sueño anhelado, ya que estas zonas descubiertas forman parte de la cuenca que recarga el almacenamiento, y al momento de que el periodo de lluvias hace presencia, el suelo está totalmente desprotegido, las gotas que caen sobre el terreno comienzan a desprender partículas, comienza la erosión, con el escurrimiento de la lluvia comienza el arrastre y a dejar las rocas desnudas, perdiendo así no sólo el suelo de cultivo, también la capacidad de almacenamiento de la obra hidráulica, ya que el agua arrastrara todo el suelo al almacenamiento convirtiéndolo en un azolve, lo cual llevara a reducir o incluso a eliminar la zona de cultivo, llevándose con ella la ilusión de mejorar en diversos aspectos de su vida.

La necesidad de una educación del cuidado del agua y de la conservación de suelos se hace evidente cada día más, ya sea en una pequeña población con zona árida o en una gran ciudad con una gran población donde el recurso de agua potable es cada vez menos frecuente y las inundaciones son más comunes.

La ignorancia esclaviza, el conocimiento nos hace libres, la libertad nos hace felices, la felicidad (y sólo eso) nos hace tener éxito en la vida.

Anónimo.