fbpx -
home Columnistas, Destacadas El gobierno de Michoacán no tiene política económica – La Opinión de Miguel Ángel Ayala Barajas

El gobierno de Michoacán no tiene política económica – La Opinión de Miguel Ángel Ayala Barajas

El pasado jueves 19 de marzo, el Gobernador del Estado de Michoacán anunció un conjunto de medidas de acompañamiento a la situación que se ha generado por el COVID-19, las mismas incluían entre otras, 4 acciones en materia económica (así como lo lee, no es broma, solo cuatro acciones). Es de suponer, que el Gobernador debió llamar la atención al Secretario de Desarrollo Económico y en general al Gabinete en la materia, ya que es evidente que las mismas, son insuficientes, tardías y extremadamente mediáticas.

Sin embargo, para las personas que hemos dado seguimiento a la política económica estatal en Michoacán y en general, al estudio de las acciones públicas estatales en materia de estímulo, facilitación, acompañamiento y rectoría de las actividades de producción, distribución y consumo de productos y servicios, no sorprendió, ya que la actual administración estatal no tiene una política económica local definida. Ya sea por una situación extraordinaria como la que se está viviendo, y/o por incidir con seriedad en la actividad productiva estatal, los anuncios mediáticos e insuficientes son y serán constantes.

Descripción de las acciones económicas en Michoacán

De manera enunciativa, mas no limitativa, me permito caracterizar a la política económica estatal: 1) La política económica estatal se distingue por la supeditación a los programas económicos implementados por el Gobierno Federal, el mejor ejemplo es la “apuesta” hecha por el Gobierno de Michoacán a la Política Federal de Zonas Económicas Especiales (de verdad se invirtió mucho dinero y tiempo estatal), para que al final no se materializará prácticamente nada, que no fueran reuniones, anuncios y estructuras burocráticas.

2) El desarrollo económico no es un objetivo estratégico que de manera transversal sea perseguido por varias de las Secretarias Estatales; habría de esperarse que, Educación, Finanzas, Desarrollo Social, Comunicaciones y Transportes, Medio ambiente, así como el propio Desarrollo Económico, por mencionar algunas, enmarcaran sus acciones de gobierno en torno a lograr el impulso económico en el Estado, situación que al menos en los hechos, no se observa.

3) Los espacios de toma de decisiones en la Secretaria de Desarrollo Económico, como en muchos otros espacios del Gobierno Estatal, responden a compromisos de partido, empresariales y hasta personales; en muy pocos casos, la formación, capacidad técnica y conocimiento en la materia, son el determinante de la función a realizar y el espacio a ocupar.

Las acciones económicas en el marco del COVID-19

Con tales condiciones, era de esperarse en primer lugar, que al momento de evaluar la implementación de las medidas sanitarias para la prevención del COVID-19 (entre ellas la suspensión de actividades escolares) no hubiese una estimación del impacto económico al micro, pequeño y mediano empresario y en general a la economía local; y en segundo lugar, la ausencia de información que permitiera definir acciones económicas de acompañamiento en la emergencia sanitaria, derivando en las lamentables cuatro medidas ya anunciadas por el Gobernador.

A reserva de que el lector pueda verificar las medidas estatales en comento y pueda estar o no de acuerdo con quien escribe, las mismas se pueden englobar en dos grandes medidas: 1) Financiamiento a empresas, y 2) Compras del gobierno estatal; en la primera, no se menciona la fuente de los recursos: públicos o privados, el monto total de financiamiento, las tasas de interés y el número de empresas objetivo; mientras que en la segunda, no se menciona el volumen de los recursos desinados a compras, los plazos de compras y si el recursos es presupuestario o extraordinario. Como se puede observar, no hay mucho, por decir que hay nada, más aún cuando se comparan con las medidas económicas anunciadas por los Gobiernos Estatales de Jalisco y Sonora, por señalar algunos.

¿Y en los municipios?

Considero que las acciones económicas municipales merecen un análisis particular, sin embargo, por menciona dos aspectos de relevancia en el contexto que nos encontramos, vale revisar las acciones anunciadas hoy 23 de marzo por el Gobierno Municipal de Morelia, la Capital del Estado, por lo que se puede concluir que: 1) Las medidas municipales en Morelia aportan nada al desarrollo de la actividad económica municipal en el marco del COVID-19, y, 2) Si esa es la tesitura en la que se están desempeñando los programas de estímulo a la actividad productiva municipal, vale la pena que el Presidente Municipal revise a profundidad las dependencias involucradas en el diseño y ejecución de los programas municipales de promoción a la economía local.

Finalmente, con el debido respeto y honestidad, es recomendable que los Gobernantes, del nivel que se trate, en el marco de la pandemia del COVID-19 se hagan acompañar de los especialistas que coadyuven con el diseño de los diagnósticos, planes, programas y acciones que de manera inicial les permitan tener información del estado de cosas y en base a ello, tomen las decisiones pertinentes. Queda claro que no son situaciones impulsadas por los Gobernantes, si no por las personas, equipos y sus capacidades, de los que se hacen acompañar.

*El autor es Economista, Maestro en Administración y actualmente cursa el Doctorado en Ciencias Administrativas. Además, ha publicado artículos científicos y ha sido ponente en eventos internacionales en temas relacionados con las finanzas públicas y economía aplicada.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso