-
home Michoacán, Morelia Diputados coinciden en que tema de seguridad es el más urgente

Diputados coinciden en que tema de seguridad es el más urgente

Naomi Carmona

Morelia, Michoacán. – El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, presentó hoy ante los 40 diputados del Congreso Local, evento en el que cada una de los Grupos Parlamentarios hicieron uso de la palabra para posicionarse en torno al cuarto año de gobierno de mandatario, destacando algunas acciones, resaltando en mayor número los errores y carencias.

Por parte del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ernesto Núñez Aguilar, mantuvo un mensaje “suavecito”, dedicándose a enumerar los temas del gobierno estatal: procuración de justicia, seguridad, salud, economía, turismo, etcétera, –cosa que seguirán haciendo sus otros cinco compañeros representantes de las bancadas-.

Miriam Tinoco Soto, de la representación parlamentaria, prefirió llamar a sancionar la falsedad que se puedan dar en los datos proporcionados en los actos de rendición de cuentas, por lo que, a su decir se deben establecer mecanismos que permitan la comparación ante el Poder Legislativo, a los titulares de las distintas áreas del gobierno.

El primero de la fuerza de izquierda en hablar, fue Salvador Arvizu Cisneros, del Partido del Trabajo, quien inicialmente reconoció que los políticos michoacanos en general, le han quedado a deber al estado, para luego atacar al gobierno de insensible, decadente e indiferente y al mandatario estatal de faltar a su palabra empeñada durante el tiempo de elecciones hace cuatro años, por ello llamó al mandatario estatal a reunirse con el Congreso y replantear las soluciones a las necesidades más sentidas de los habitantes.

El encargado de resaltar a las acciones del gobierno estatal y cuidarle la espalda a Aureoles Conejo, fue el perredista, Antonio Soto Sánchez, quien de paso le recordó las fallas de la federación:

“No nos engañemos, el molde de la justicia social y de un México próspero y feliz, con crecimiento y desarrollo económico, no está en el pasado autoritario, no está en la economía centralizada ni en la imposición de un esquema absolutista, tampoco está en la subordinación de otros poderes, ni en el sometimiento de los demás niveles de gobierno, está en el de la unidad, el respeto, la tolerancia y el entendimiento”.

Eduardo Orihuela Estefan del Revolucionario Institucional, empezó tranquilo reconociendo la obligación del Ejecutivo de rendir cuentas, pero aumentó de grado cuando le recordó al Estado y Federación, que el país y la entidad viven un ambiente impregnado de sangre e intranquilidad, por lo que llamó a los órdenes de gobierno asumir sus responsabilidades y sobre todo, establecer estrategias, diseñar presupuestos y políticas públicas que recuperen la tranquilidad, el desarrollo económico y la justicia social.

El panista José Antonio Salas Valencia –que con su participación en tribuna dejó claro que no habrá separación de la bancada de Acción Nacional-, enumeró desde un principio las carencias en la entidad, resultado de las acciones insuficientes por parte del gobierno del Estado: condiciones de desarrollo humano no óptimas, en muchos casos ni siquiera elementales; la percepción de seguridad, pero sobre todo los sucesos cotidianos, mantienen a la población en un estado de alerta permanente; insuficiencia presupuestal para cumplir las obligaciones, que limita gravemente la capacidad de acción de las autoridades.

El último posicionamiento fue a cargo de la coordinadora de la fracción parlamentaria de Morena, Teresa López Hernández, quién se tomó más –muchos más- de los siete minutos instruidos en la Ley Orgánica del Congreso, para recordarle a Silvano Aureoles todos y cada uno de las fallas de su gobierno y especialmente del último año de labores, pero divididas en tres ejes:

La bandera del discurso de la morenista fue la inseguridad, pues mencionó que el mandatario dejó atrás su compromiso por hacer las calles seguras, ya que los hechos de violencia cotidianos y las pérdidas humanas, obligan a cientos de familias a abandonar sus lugares de origen, tal como ha ocurrido en últimos días en Aquila, así como lo ocurrido la semana pasada en Uruapan, que dejan a los habitantes, víctimas del miedo y la zozobra.

Las otras dos vertientes a los que la legisladora hizo mención fueron la economía y la falta de empleo en la entidad.

Si bien, los discursos de los diputados representantes de las diferentes fracciones fueron diferentes en cuerpo, todos concluyeron en que la inseguridad es el principal y más apremiante problema para Michoacán, por lo que todos ellos hicieron un llamado a que tanto el Estado como la Federación tomen cartas en el asunto.

Cabe mencionar, que es la primera vez que el gobernador está presente durante la lectura de los posicionamientos, esto luego de que lo solicitara a la Junta de Coordinación Política, en un ejercicio de intercambio de posturas.