fbpx -
home Columnistas, Destacadas, Michoacán Despedida de “estadista” da cabildo zitacuarense a secretario del ayuntamiento

Despedida de “estadista” da cabildo zitacuarense a secretario del ayuntamiento

Zitácuaro, Michoacán.-Fueron 60 minutos de parafernalia, de desbordamientos emocionales, de expresiones con más sabor a faccionalismo que hicieron pasar a segundo plano los protocolos institucionales para un relevo o remplazo en la secretaria de gobierno de este municipio del oriente de Michoacán.

Desde el presidente Carlos Herrera Tello, hasta el síndico y todo el cuerpo de regidores hilvanaron breves intervenciones llenas de loas para despedir de la dependencia encargada de la política interna local a Carlos Hurtado Casado, no hace mucho priísta y hoy perredista.

¿Por qué dimitió tan valioso operador político? Esa fue la interrogante de cada uno de los funcionarios, como si desconocieran  el trasfondo de la renuncia.

Todos dijeron que respetaban la decisión de Hurtado Casado, un  “eficiente” secretario de Gobierno que hará falta en el cierre de una administración con constantes y repentinos cambios en esa posición estratégica en los municipios.

Los múltiples espaldarazos al antiguo brazo derecho del anterior presidente de Zitácuaro, Juan Carlos Campos Ponce, resonaban en el pequeño recinto de la llamada Casona de la Estación, insuficiente para albergar a decenas de curiosos, funcionarios locales, periodistas y decenas de fans de Hurtado Casado.

Como si de un evento al viejo estilo priísta se tratara, los simpatizantes del renunciante no podían ocultar su desaliento con la decisión de su líder.

Parecía que acudieron a la sesión de cabildo para ratificar el nombramiento del nuevo encargado de la política interna en la demarcación  con la esperanza de que su guía rectificara y en un arrebato de lucidez decidiera quedarse en el puesto ante los nutridos elogios de cuerpo edilicio.

Serio, con su relevo al lado, el médico veterinario zootecnista Santiago Jiménez Vaca, Hurtado Casado no parpadeaba ni miraba hacia los lados. Sólo dirigía la vista hacia la mesa de trabajo que presidía Herrera Tello.

La parafernalia discursiva no aminoraba, hasta que la panista Myrna Merlos adelantó que no votaría a favor de la propuesta del edil,  porque Jiménez Vaca no tenía el perfil para ocupar el puesto, además de que no se habían honrado los protocolos para este tipo de casos.

Ahora vinieron las loas para Jiménez Vaca, un “prestigiado” zitacuarense con una trayectoria de más de dos décadas y media en la vocalía del INE, tanto en Zitácuaro como en Jiquilpán.

Como si la Alianza Ciudadana por México ya estuviera activada en Michoacán, Herrera Tello conminó a la Merlos a apoyar su propuesta y mandar a la población una contundente muestra de unidad y consenso. Vino la votación y la regidora panista se mantuvo firme en su oposición. El marcador: 13 a 1.

Ya como secretario del ayuntamiento, Jiménez Vaca aprovechó la ocasión para salir al paso de los cuestionamientos de Merlos.

Hizo un breve recuento de su trayectoria como funcionario electoral. Palabras más, palabras menos afirmó que tiene experiencia en el debate, el disenso y que está acostumbrado a dialogar hasta el cansancio.

Para que todo el auditorio lo escuchara, alzó la voz y exclamo: no militó en ningún partido, soy un ciudadano y desde esa condición –remarcó- despeñaré el puesto que le otorgó Herrera Tello, una gestión que será de puertas abiertas

Vino luego el desbordamiento de los fans de Hurtado Casado en el patio de la Casona de la Estación.

Unas 50 personas, entre excolaboradores, empleados de diversas áreas del municipio y hasta un funcionario separado de su cargo hasta el esclarecimiento de un asalto, se arremolinaron en torno a su  guía y líder.

Lanzaron porras de Hurtado, Hurtado, Hurtado, quien -al estilo bolchevique- se subió a una pequeña plataforma para ser vitoreado y pronunciar algunas palabras.

Aunque los integrantes del cuerpo edilicio y los fans del renunciante dijeron en varias ocasiones que desconocían las causas de la decisión de Hurtado Casado, lo cierto es que éste último habría querido trazar una ruta propia hacia la candidatura del PRD para las elecciones a alcalde de 2018.

Sus ambiciones chocaron con otros planes del PRD y el gobierno del estado, que es casi probable que impulsen a la directora del DIF-Michoacán, Rocío Beamonte Romero, para que busque esa posición.

En todo lo ayuntamiento se sabe que Hurtado Casado estaba inconforme con esas líneas y obstaculizó en varias ocasiones eventos en la demarcación encabezados por Beamonte Romero, integrante del primer círculo de colaboradores del titular del Ejecutivo michoacano.

Algunos perredistas comentaron al terminó de la sesión de cabildo que el protagonismo de Hurtado Casado es inadmisible y manda señales de desafío al partido y al mismo gobierno del estado.