-
home Destacadas De cada aborto realizado institucionalmente, seis se cometen en la clandestinidad: Humanas Sin Violencia

De cada aborto realizado institucionalmente, seis se cometen en la clandestinidad: Humanas Sin Violencia

Michoacán.- La activista Lucero Circe López Riofrío, directora de la organización “Humanas Sin Violencia”, indicó que en Michoacán, de cada un aborto que se realiza de manera institucional –bajo los lineamientos que indica la ley en la entidad-, 5 o 6 se comenten de forma clandestina, esto debido a la estigmatización en torno a la mujer que desea abortar, que engloba una represión social basada en una cuestión moral.

Por lo anterior, la activista se presentó ante el Congreso del Estado para hacer un llamado al Gobierno de Michoacán para que garantice conforme a la ley y demás ordenamientos jurídicos, una atención integral de niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violencia sexual para que tengan acceso a un aborto seguro, así como al Poder Legislativo para que se les garantice un marco en materia de derechos humanos de las mujeres, que sea progresista y no retrogrado ni criminalizador.



Asimismo pidió a nombre de la asociación que los diputados eviten comentarios misóginos, sexistas y violentos hacia las mujeres que desean ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, tal como lo hizo el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, Fermín Bernabé Bahena en días anteriores, y el cual confesó la activista solicitó reunirse con ellas para discutir el tema.

“Están haciendo argumentos morales de un gran desconocimiento. Desafortunadamente no hay una comprensión sobre la salud máxima de una mujer, que tiene derecho a interrumpir el embarazo con un aborto seguro”.

Según datos de “Humanas Sin Violencia”, 2011 al 2018 fueron agredidas sexualmente 2,940 mujeres, y el año pasado 439 niñas de 10 a 14 años registraron nacimientos, y 13,003 mujeres adolescentes de entre 15 a 19 también lo hicieron. Tres de cada 10 niñas menores de 15 años son agredidas sexualmente en Michoacán

Los agresores de violencia sexual, abuso y violaciones, casi siempre son familiares.