fbpx -
home México ¿Cuáles fueron las principales causas de muerte en niños del siglo XIX?

¿Cuáles fueron las principales causas de muerte en niños del siglo XIX?

Zacatecas, Zacatecas.- Aunque son variadas las causas de muerte en la población, el estudio sobre sus tendencias puede servir como indicador del nivel de salud, cultura y condiciones de vida de una sociedad, razón que ha motivado a antropólogos físicos a estudiar estos factores.

EWn un artículo publicado en Conacyt y escrito por Érika Rodríguez, informaron que en el caso de la ciudad de Zacatecas, la arqueóloga Miriam Angélica Camacho Martínez, estudiante del posgrado de antropología física en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), hizo una investigación para analizar la mortalidad en niños de cero a cinco años, durante el lapso de 1835 a 1845, con base en los archivos parroquiales de la actual Catedral Basílica.

En este estudio, Miriam Camacho encontró que durante el primer año de vida las muertes de los hombres —52 por ciento— eran más frecuentes que las de las mujeres —48 por ciento—, y la causa principal fue por infecciones respiratorias, debido a que los hombres suelen nacer con un sistema inmunológico menos maduro. Esto contrasta con las cifras correspondientes al segundo año de vida, en donde la mortalidad femenina —54 por ciento— fue mayor que la masculina —46 por ciento—, sobre todo por infecciones gastrointestinales, en específico por diarrea.

El interés en este tema surgió mientras Miriam Camacho realizaba su servicio social en la licenciatura de arqueología de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), pues identificó en las actas de defunción del archivo histórico diocesano de Zacatecas una presencia constante de muertes de niños, lo que llamó su atención para realizar un estudio con el objetivo de explicar esta alta mortalidad. En la actualidad, la mortalidad infantil sigue siendo alta en los municipios de Zacatecas y Fresnillo, por diversas razones relacionadas con los procesos culturales, económicos, políticos y ambientales, como la contaminación minera.

Miriam Camacho Martínez efectuó esta investigación con la tesis Las tendencias de la mortalidad en menores de cinco años en la parroquia del Sagrario, Zacatecas, entre 1835 y 1845: un estudio de antropología demográfica, como becaria del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en la ENAH bajo la línea de especialización de bioarqueología. Su directora de tesis fue la doctora Lourdes Márquez Morfín, profesora investigadora emérita de la ENAH, con la asesoría de la doctora Patricia Olga Hernández Espinoza, profesora investigadora del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Sonora, y la doctora en historia Claudia Patricia Pardo Hernández, profesora investigadora del Instituto Mora, de la Ciudad de México.

Mediante la aplicación de la metodología de la antropología demográfica, se analizaron los archivos parroquiales de la antigua Parroquia del Sagrario —actual Catedral Basílica de Zacatecas—, de donde se obtuvieron las causas de muerte, edad y sexo de los niños menores de cinco años que fueron enterrados en el cementerio del Refugio —en donde hoy se sitúa el edificio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de la ciudad de Zacatecas—, con el objetivo de comprender de qué manera los procesos sociales, políticos, económicos y culturales de la ciudad afectaron en la mortalidad de los niños.

¿A qué se debe que hubo más muertes femeninas a partir del segundo año de vida?

Está relacionado con las prácticas culturales, con los cuidados de los padres hacia sus hijos. La razón de ello es la manera en que se distribuía la alimentación dentro de la familia, pues a los varones se les daba prioridad porque contribuían desde edades tempranas a la economía de la casa —trabajo en la minería—. En cambio, las niñas presentaban un gasto por la dote necesaria para que se casaran.

El lapso con mayor pico de mortalidad fue en el verano —finales de mayo hasta agosto—, porque era la temporada en que ocurría un desabasto de granos, principalmente de maíz, también por la presencia de lluvias que aumentaba la proliferación de enfermedades.

Fuente: Conacyt