fbpx -
home Destacadas, Michoacán Confinamiento debe ser leído con enfoque de género: Pablo Navarrete

Confinamiento debe ser leído con enfoque de género: Pablo Navarrete

Morelia, Michoacán. – Para el Coordinador de Asuntos Jurídicos del Instituto Nacional de Mujeres, Pablo Navarrete Gutiérrez, el confinamiento derivado de la pandemia por el virus SARS-Cov-2, debe ser leído desde un enfoque de género, ante la evidencia de que sus afectaciones se muestran de forma diferenciada para mujeres y hombres.

En video conferencia con los medios de comunicación locales, el analista de derechos humanos destacó la importancia que la perspectiva de género se convierta en una herramienta de análisis cotidiano hacia los efectos de la pandemia en cada género y que, a partir de ese escenario, se diseñen desde los gobiernos, política públicas que atiendan a la diversidad de mujeres.

El funcionario de INMUJERES, refirió que el coronavirus no sólo afecta las cuestiones de salud, sino que visibiliza de una manera muy clara la violencia al interior de los hogares que padecen mujeres, niños y niñas, y una violación a sus derechos humanos.

En el caso de las féminas, el confinamiento las ha obligado a asumir más de un rol en sus familias, por lo que son el sector con carga de trabajo.

Te puede interesar:

“De un día para otro la casa cambió radicalmente; la casa se convirtió en un centro de trabajo, en una escuela, las mujeres vieron que asumir este doble rol de ser trabajadora, pero además maestras de sus hijos y sus hijas. También se convirtió en un centro de recreación y tiene una misión de ser una guardería. Es importante esta visión de género frente a la pandemia porque tenemos que hacer una revisión muy cuidadosa de como un asunto de una emergencia sanitaria, se nos está convirtiendo en una emergencia de derechos humanos”.

La obligación de que los ciudadanos se mantengan en sus hogares ha despertado el aumento de la violencia hacia las mujeres, que se ven forzadas a convivir con sus agresores, aunado a un pronóstico de embarazos no deseados por abuso sexual en el núcleo familiar, situaciones que Navarrete Gutiérrez resaltó:

“El confinamiento ha traído como consecuencia aislamiento de las mujeres, eso hace que esté a merced de su generador de violencia y sabemos todos que la violencia sexual es una práctica recurrente, permanente incluso en las relaciones de pareja o de matrimonio. Habrá un incremento, tiene pronosticado Naciones Unidas de siete millones de embarazos no deseados”.

Consideró que la medida sanitaria de “quédate en casa”, no tomó en cuenta que las mujeres estarían confinadas al lugar más peligroso para ellas que es el hogar.

Por último, destacó la importancia de visibilizar la violencia de género durante la cuarentena, pues al negarla es fomentarla y evitar se pongan en marcha mecanismos de protección hacia las mujeres y castigo hacia sus agresores.