fbpx -
home Mundo Raro Con machete en mano obligó a su ex novio a tener relaciones con ella

Con machete en mano obligó a su ex novio a tener relaciones con ella

Fotografía/ Facebook

Estados Unidos.- Samantha Mears es una joven de 19 años de Montana, Estados Unidos, que ha sido acusada de entrar en la casa de su ex novio, ordenarle que se desnudara y obligarlo a tener relaciones sexuales con ella. Todo ello bajo amenazas de agredirle con un machete. Por todo ello, la chica fue denunciada por la víctima y ha ingresado en prisión.

Y es que según la denuncia que hizo la ex pareja de esta chica, ella entró en la casa y espero a que la víctima llegara. Así, cuando el joven accedió a su vivienda, la agresora el tendió una emboscada y le amenazó con el machete.

El chico relató que Samantha le obligó a que se quitara la ropa y a que se subiera en la cama. Por el miedo, según relata la víctima, obedeció todas las órdenes de Maers, asegurando que sentía que si se escapaba iba a sufrir la represalia de su exnovia.

Después, Mears se sentó desnuda en la cama blandiendo el machete

Y no sólo eso, si no que mientras mantenían relaciones sexuales, la víctima indicó que Maers le mordió en el brazo y que prosiguieron a pesar de que él trato en varias ocasiones de detener el acto sexual.

Tras ello, al parecer la joven de 19 años se tumbó en la cama desnuda con el machete en las manos, momento en el que la víctima aprovechó para realizar fotos que sirvieran de prueba en la posterior denuncia.

Tal fue la tensión vivida en el momento, que una discusión entre ambos Maers comenzó a arrancar trozos de pared e incluso llegó a orinarse en la cama. Y en un momento dado, la víctima dijo que iba a llamar a un amigo, pero marcó el 911 y avisó a la Policía de todo lo que había ocurrido. Tras ello, escapó de su casa.

Supuestamente orinó en la cama y rasgó el borde de la pared

Cuando los agentes llegaron al domicilio de los hechos, Maers indicó que había sido secuestrada por su ex novio y que él le había dado el machete para que se protegiese. Aunque la policía sospechó de que la joven podría estar sufriendo un problema de salud mental ya que se encontraba confundida.

Además, el incidente sucedió unos días después de que la joven fuese detenida por presuntamente agredir y estrangular a su ex. La pareja había durado unos siete años antes de su ruptura.

Por todo ello, Mears ingresó en la prisión del Condado de Cascade, se le impuso una fianza de 50.000 dólares y se le impuso una orden de alejamiento contra su ex novio.

Fuente: Daily Mail