fbpx -
home Columnistas, Destacadas Comprobado: El PAN, corrupto – La Opinión de Héctor Marín Rebollo

Comprobado: El PAN, corrupto – La Opinión de Héctor Marín Rebollo

Para nadie era sorpresa y nunca dudamos que desde Peña Nieto pasando por Videgaray (cerebro de la transa) y la ya para entonces desdibujada dirigencia del PRI y los legisladores de esa bancada estaban embarrados por todos lados a causa de los sobornos de Odebrecht.

¿De qué profunda tesis, para actuar de esa manera, partían los neoliberales del PRI y del PAN? Del siguiente principio supremo: “Moral es un árbol que da moras”.

Entonces las tarjetas de Soriana y los millones de despensas y compra de votos con dinero en efectivo era (y es en las entidades gobernadas por PRI-PAN-PRD y MC) un simple reflejo de lo que hacía la dirigencia y todo eso se queda corto ante las declaraciones que hace ya a la Fiscalía el señor Emilio Lozoya Austin. Es decir que la “victoria” de Peña Nieto que iba a “mover a México” estuvo sentada sobre un montón de estiércol moral y político.

Bien. Eso ya se sabía. Sólo se comprueba.

Lo que no se sabía (pero se sospechaba) es la bomba que soltó Lozoya: parte de los sobornos de Odebrecht,  y no se ha dicho cuánto exactamente, fue entregada a la dirigencia y a la bancada de legisladores del limpísimo, blanco como el armiño e impoluto Partido (de) Acción Nacional.

Te puede interesar: Evaluación objetiva de la 4T – La Opinión de Héctor Marín Rebollo

Sólo a Ricardo Anaya entonces Presidente del PAN se le entregó por orden de Videgaray la cantidad de 6.8 millones de pesos. Pero esperen… Los legisladores del PAN vivían y algunos, se dice, adquirieron departamentos de lujo en edificios carísimos del Paseo de la Reforma y que… con seis millones de pesos apenas si se compra uno en la vieja colonia Roma.

Esos paquetes de dinero, sucios regalos de Peña Nieto a los diputados del PAN y del PRD para aprobar su reforma energética “que tenía el ADN del PAN” dijo Anaya orgulloso, circulaban en sobres entregados a legisladores en los pasillos y oficinas de San Lázaro y los prodigaba David Penchyna.

Ese dinero manchó a muchos pero destacadamente al actual gobernador de Querétaro Francisco Domínguez, amigo de Ricardo Anaya y de Fernández de Cevallos, así como al gobernador de Tamaulipas García Cabeza de Vaca, a Salvador Vega y sobre todo Ernesto Cordero quien niega rotundamente haber recibido dinero. Esperen los videos que dice tener Lozoya.

Bien. ¿Dónde está la pulcra moral que han presumido hipócritamente los panistas? ¿Dónde quedan esos “principios” del PAN con los que engañaron tanto tiempo a los ingenuos? Finalmente diremos que si la “reforma energética” nació con vicios de origen (con dolo), no tiene por qué sostenerse. Hay que derrumbarla.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso