-
home Columnistas, Destacadas “Como corderitos llevados al matadero” – La Opinión de Padre José Luis Segura Barragán

“Como corderitos llevados al matadero” – La Opinión de Padre José Luis Segura Barragán

Desde que se inició este régimen de estiércol, el de Silvano y el del Peje, la vida y seguridad de los michoacanos se han visto totalmente desprotegidas.

Los medios de comunicación locales son opacos, distractivos y mentirosos; dicen medias verdades y mentiras completas.

Hay varias preguntas que se tienen que contestar por parte de la autoridad estatal: ¿Quién mandó a los policías, cuarenta y uno según la autoridad misma? Para nadie es creíble que fueran a una diligencia policías estatales de Morelia, si aquí en la región hay suficientes.

¿Iban desarmados o desinformados? No se defendieron, y si lo hicieron de nada les valió, no hubo bajas de los criminales.

¿Es cierto que hay siete policías de Michoacán desaparecidos? porque si el secretario de seguridad estatal no sale a dar la cara y nada dice si es verdad o suposición lo de los presuntos siete desaparecidos.

¿Por qué al tal operativo no se le acompañó con elementos del ejército, la guardia nacional o con marinos? Si ya sabe Silvano, y con conocimiento de causa, de que hay una guerra entre los dos grupos de delincuentes organizados, y precisamente desde el puente de fierro, pasando por El Aguaje, es el peor lugar para ser emboscados y asesinados. ¿Por qué los dejaron solos?

Ayer, es decir a un día de la masacre del Aguaje, criminales vestidos de policías fueron a El limón a agredir y a robar a sus habitantes.

Tanta opacidad no es una casualidad, es la forma de meter miedo a toda la población y de manifestar que el dolor de los funcionarios ante los asesinatos de michoacanos es pura hipocresía, como le gritó en la cara ayer a Silvano una de las señoras del evento falso y sarcástico de despedida a los policías caídos en cumplimiento de la ineptitud de sus mandos.

¿Qué hizo Silvano? darles la espalda.