fbpx -
home Destacadas, Internacional Comentarios racistas en Facebook le cuestan el empleo a una enfermera en EU

Comentarios racistas en Facebook le cuestan el empleo a una enfermera en EU

Estados Unidos.-El hospital Kaiser Permanente Roseville Medical Center decidió despedir a una enfermera, luego de que publicara en Facebook que un hombre negro “se merecía” haber sido asesinado por la policía de Sacramento, California, pese a que aparentemente estaba desarmado.

El nombre de la enfermera despedida es Faith Linthicum, quien trabajaba en las labores de parto en dicho centro hospitalario, quien publicó lo siguiente en su cuenta de Facebook: “Sí, pero estaba huyendo de la policía saltando cercas y metiéndose a las casas de las personas … ¿por qué huir ?! Se lo merecía por ser estúpido” en referencia al asesinato de Stephon Clark.

Las autoridades del hospital habían suspendido a la enfermera, hasta que dio a conocer por medio de un comunicado, que Linthicum ya no pertenecía al Kaiser Permanente Roseville Medical Center.

“En Kaiser Permanente no toleramos el odio o la discriminación y tiene una larga historia de abrazar la diversidad y la inclusión.Deseamos enfatizar que los comentarios expresados ​​por este empleado, que ya no está en la organización, de ninguna manera reflejan las opiniones o acciones de Kaiser Permanente”, aseguró la la vicepresidenta Yvette Radford al Daily News.

Stephon Clark fue asesinado por dos policías de Sacramento que estaban respondiendo a un informe de alguien que rompió las ventanas de un automóvil el pasado 18 de marzo, en donde según la autopsia le dispararon siete veces por la espalda.

Debido a estos sucesos, diversos grupos sociales han protestado por la dicho sujeto, el cual estaba desarmado. Además pruebas médicas ponen en duda la versión de que Clark había atacado a la policía,

“La proposición que se ha presentado de que estaba atacando a los oficiales, lo que significa que estaba enfrentando a los oficiales, es inconsistente con la evidencia forense prevaleciente”, dijo el patólogo Bennet Omalu en una conferencia de prensa acompañado del abogado de la familia, Benjamin Crump.

 

Fuente: López Dóriga