fbpx -
home Destacadas, Educación Circula carta de un profesor sin quincena de la UMSNH

Circula carta de un profesor sin quincena de la UMSNH

Michoacán.- A través de varios grupos de redes sociales se ha hecho circular una carta dirigida a la Comunidad Universitaria (de la UMSNH) misma que no contiene rubrica y que se ha socializado esta mañana a tempranas horas en los círculos de profesores de la Centenaria y Benemérita Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Esta carta cuestiona las acciones y las inacciones de los sindicatos del SUEUM y del SPUM (empleados y profesores) de la Universidad Michoacana así como los procesos de ingreso a la misma. Exhibe también las inacciones de la rectoría y sus funcionarios; se expresa de los académicos como una “rara burguesía” que trabaja sin recibir el pago de sus quincenas y lo cataloga como “la peor de las humillaciones que pueda recibir el ser humano”. A continuación el texto y la imagen de la carta:

COMUNIDAD UNIVERSITARIA:

El mensaje político del gobierno es muy claro, si la universidad no se adecúa a las actuales condiciones económicas no encontrará fuentes de financiamiento que le permitan sobrevivir, como si se tratara de limosnear. Mendigo aquel que pida sin trabajar; empero, mientras a un sector de sus trabajadores se le trata con tortibonos, al otro se le paga y consiente cuanto capricho se le ocurra por el solo hecho de llegar temprano. La problemática de la universidad es multifactorial y polifacética, vive uno de los rectorados más oscuros de su centenaria vida, Serna vive obsesionado en pasar a la historia como el “salvador de los nicolitas; pero pasara a los anales, por encerrar a la universidad en su propio crisol. Durante el rectorado de Serna, este se aferró a defender a un equipo de trabajo que no trabajaba: ni para el beneficio de la universidad, ni para el propio Serna, se dedicaron a fortalecer sus propias carreras políticas. Por esa razón, nadie del equipo de trabajo de la actual administración, debiera ocupar la silla que nunca supo llenar Medardo Serna.

Los Nicolitas, parecen estar sometidos, cual viles esclavos, aplacados por líderes vendidos y entregados al sistema. El SUEUM, quien fuera el sindicato más combativo de la entidad, se encuentra ahogándose en una dictadura revivida por el propio Serna. Para nadie es oculto que la mayoría de empleados administrativos perciben ingresos económicos superiores a varios de los catedráticos de la universidad. También es bien sabido que hay bibliotecas vacías, con cuatro bibliotecarios; por solo mencionar un ejemplo; todo esto, producto de un proceso promovido por un líder que hizo cerros de billetes con venta de plazas, y solo en su reinado triplicar la plantilla de trabajadores, que tolerada, solapada y consentida solo en cuatro años por la Rectora Figueroa hundió a la universidad en un problema que se venía venir desde hace 20 arios pero que aceleró su proceso.

Nadie discute los logros gremiales; sin demeritar ningún trabajo, tal vez si resulte injusto, que alguien solo con estudios de primaria y que se dedica a hacer aseo, perciba recursos superiores a los 18 mil pesos mensuales. Por otro lado, el SPUM que solo hace unos ayeres fuese la segunda organización de trabajadores públicos más importante de esta entidad, y que políticamente se distinguiera por marcar la política sindical de Michoacán, ahora se encuentre sumergida en los lodazales de su propia soberbia. La presunción de una supuesta democracia, ha quedado muy demeritada por los actos y declaraciones de su líder que avala cuanta necedad y ocurrencia del Rector Serna. El peor enemigo de ese gremio, está en sus propias filas, que por falta de nuevos y auténticos liderazgos, el gremio se encuentre engatusado por viejos y obsoletos líderes, que a pesar de estar jubilados y dedicados a otras cosas siguen manipulando e imponiendo sus arcaicas ideas que impiden a la organización estar a la altura del momento histórico que le toca vivir.

Por ultimo; y debiendo ser el primero, está el sector estudiantil, que sometido a reglas de ingreso que obedecen sin cuestionamiento alguno a políticas federales, está dejando sin oportunidad de formar una carrera profesional a miles de jóvenes. A nadie debiera negársele la oportunidad de ingresar a la universidad, debiera ser la falta de habilidades y destrezas del estudiante la que repruebe tales aspiraciones, pero nadie se ha animado a alzar la voz en defensa de tan desprotegido sector. Partiendo de que es en las universidades donde se encuentra sentada la conciencia de la sociedad, esta se encuentra más que prostituida, la cátedra está sometida a caprichosos esquemas de productividad que ciegan los pensamientos de todo catedrático, e impiden el sano desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje.

Así las cosas, triste y lamentable es el escenario en el que el estado tiene sometida a la universidad, pero más lastimoso parece que los universitarios nicolitas, que históricamente se distinguieran por ser libres pensadores y ser agentes activos en la vida política del estado, ahora estén dormidos en sus laureles. Parecieran ser ahora integrantes de una rara burguesía que no le importa que no le paguen por sus servicios, cual hijos de papi que trabajan por el placer de pasar el día, cuando no recibir la paga por los servicios prestados, tal vez sea la peor de las humillaciones que pueda recibir un ser humano, nadie trabaja por gusto, hacer con gusto su trabajo no es hacerlo gratis, todo ser humano trabaja por la necesidad de percibir un salario, el trabajo devengado exige la paga correspondiente, increíble se exhibe que a los universitarios se les deje de pagar y no sean capaces de realizar acciones legales y políticas en pro del pago correspondiente.

Bendita universidad que todo tolera y a nadie oprime, ojalá y nunca bajen al Hidalgo del patio del Colegio de San Nicolás, o el viento tumbe al de Ciudad Universitaria, porque aquí cada quien puede hacer lo que le venga en gana, que al fin y al cabo ¡No pasa nada!

Morelia Mich., octubre 18 de 2018.

Haciendo ciencia con conciencia universitaria