fbpx -
home Columnistas, Destacadas Aspiracionismo: El verdadero virus, la peor pandemia – La opinión de Benjamín Mendoza

Aspiracionismo: El verdadero virus, la peor pandemia – La opinión de Benjamín Mendoza

El mundo vive una de sus peores crisis, sin duda alguna, México no es la excepción. El COVID ha venido a cimbrar nuestra realidad de una manera que nadie esperaba, ha puesto de relieve la vulnerabilidad de los sistemas financieros y del capitalismo global mientras que a la par nos ha hecho ver la realidad del sector salud en todo el mundo, hoy la pandemia de virus corona nos tiene en la lona, es cierto, estamos en pleno conteo, pero para el número nueve parece que nos levantamos. Mientras todo es COVID es curioso lo invisibles que se han vuelto otras enfermedades, otros síndromes, otros virus, pero es igual de curioso como otros han aflorado

El aspiracionismo es un agente viral que pulula en el aire, invisible, invade mentes desde tiempos remotos, con el paso del tiempo evoluciona y a cada momento histórico responde con síntomas específicos, la última cepa detectada fue aquella que por vez primera se hiciera presente en Europa ya entrados los años ochenta y que llegara a México en los años noventa, propiamente en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y que se ha mantenido activa hasta la actualidad.

Los estudios demuestran que un gran sector de la población es propensa a infectarse, la población blanca de entre dieciocho y cuarenta y cinco años con un salario de entre siete mil y veinte mil pesos mensuales, con pasado universitario en escuelas privadas, género indistinto, son los más vulnerables, empero, la población que no cumple estas características también puede contagiarse, aunque en menor medida, pero debe extremar precauciones.

La gran mayoría de adultos mayores se presume que ya ha sido contagiada o ha desarrollado inmunidad, muchos están conscientes de ello, otros no tanto, pero es muy probable que en sus hogares y centros laborales hayan esparcido sin querer ambas condiciones. La población infantil no es inmune, sin embargo, los estudios demuestran que no presentan, los que ya han sido contagiados, síntomas graves a corto y mediano plazo, los infantes que ya han desarrollado inmunidad se prevé que serán sanos toda su vida, aun así se deben tener todas las medidas de seguridad en casa, es nuestro deber cuidar a nuestros niños.

Existe población en el rango de vulnerabilidad que ha desarrollado inmunidad, ya sea porque han contraído el virus y se han logrado curar tomando las precauciones necesarias o porque desde niños la desarrollaron, aunque también se han dado casos de personas en este rango que han recaído, en tiempos de pandemia es mejor no confiarse. Una de las cosas que más suelen llamar la atención es como el virus se manifiesta, en la actualidad su evolución ha sido progresiva y aunque guarda ciertas formas de su origen, las maneras en que se hace evidente en la actualidad responden a nuestra contemporaneidad.

Sabemos que alguien recién ha contraído el virus cuando de pronto comienza a enunciar frases de odio sin razón lógica aparente, balbuceos como “los pobres son pobres porque quieren”, “a los huevones los mantiene el gobierno”, “lo que tengo ha sido por méritos propios” y “yo por eso estudie” son un claro ejemplo. En esta primera fase el virus no es tan contagioso, sin embargo, se recomienda mantener una sana distancia con el posible paciente. La segunda fase del virus lleva a sus portadores a sentir que son expertos en todos los temas que dependiendo a la agenda se van relacionando con gobiernos progresistas, hoy son epidemiólogos, mañana políticos, pasado economistas, la siguiente semana abogados, y así constantemente. En la tercera fase que ya es la terminal encontramos una descomposición total del paciente, sabemos que el infectado vive esta fase cuando replica noticias falsas, afirma cosas que no puede comprobar, abiertamente muestra actitudes racistas, clasistas, machistas y recurre a la religión para justificarse, en esta fase la cura es casi imposible y las vacunas no existen, no hay vuelta atrás, sólo esperar a que el paciente tarde que temprano engrose las filas del PRI, del PAN, del PRD y/o afines. Cabe señalar que para estos momentos el grado de toxicidad en su mente es similar al de las calles de Chernobyl.

Cuando el virus habita la mente del contagiado durante varios años hay una evolución de los síntomas, reacciones como “la fiebre Lebaron”, “la angina de pecho de Sicilia”, “el vómito Dresseriano”, “la amnesia Loret” y “el dolor de huesos Brosoriano” son casi inminentes.

Es responsabilidad nuestra señalar que ciudadanos prominentes de nuestro estado han presentado dichos síntomas ya, citemos algunos ejemplos:

  • Alfonso Martínez: Fiebre Lebron. Dicha conclusión es realizada debido a su autoproclamación como “candidato ciudadano independiente”.
  • Guillermo Valencia: Angina de pecho de Sicilia. Capitalizar desgracias con fines políticos personales es un distintivo de este síntoma.
  • Silvano Aureoles: Vomito Dresseriano. Cada vez que declara ante los medios.
  • Felipe Calderón: Amnesia de Loret. Obtenemos esta conclusión debido al grado de cinismo con el cual se pasea por el país y el estado que convirtió en un cementerio hace años mientras revira que las cifras de seguridad están peor.
  • Cristóbal Arias: Dolor de huesos Brosoriano. Como no le dieron huesos en el MORENA, presenta dolor al caminar.

Si los ve, ¡Aléjese!

No lo tome a la ligera lector, es contagioso este virus, es la peor pandemia de todas, las redes sociales son el principal campo de infección actualmente, si muestra algún síntoma quédese en casa, basta con un poco de lectura de corte humanista para mantenerse estable y salir bien librado de la enfermedad, la primer dosis fuerte de la vacuna se distribuyó en el 2018 con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, habrá una segunda tanda de vacunas este 2021 y seguro otra muy fuerte en el 2024, piense en el país que quiere, reflexione sobre sus privilegios, ordene sus argumentos y recuerde bien quien ha sido su verdugo, quien se llena los bolsillos mientras se abalanza fieramente sobre esta columna, quien se lava la sangre de las manos mientras usted en su nicho de “académico critico súper critico de todo” tunde al Gobierno Federal, quien sentencia al inocente en los juzgados mientras usted piensa en la fiesta, sus logros, su auto y la playa a donde quiere viajar en vacaciones, quien come mientras 80 millones de compatriotas apenas y comen gracias a los programas sociales.

En otras noticias el presidente de la republica dio positivo a COVID, los malos deseos productos del virus del aspiracionismo, la peor pandemia de todas, se hacen presentes, pero le harán lo que el viento a Juárez… #FuerzaPresidente

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso