-
home Mundo Raro Anciana daba pastel a sus victimas para después desmembrarlos y enterrarlos en su jardín

Anciana daba pastel a sus victimas para después desmembrarlos y enterrarlos en su jardín

Fotografía/ Departamento de Policía de Sacramento

Estados Unidos.- Una de las asesinas seriales más notorias de los 80´s en los Estados Unidos, murió en 2011, pero lo asombroso de ello es que hay quienes intentan comprar las cenizas de la aterradora abuelita.



La anciana asesinaba a sus inquilinos a quienes para atraerlos les daba pastel repleto de drogas para dormir, posteriormente los desmembraba y los restos los enterraba en su patio trasero.

Dorothea Puente fue capturada en 1988 después de matar a siete residentes y enterrar sus cuerpos desmembrados en su patio trasero, en Sacramento, California. La anciana, aparentemente dulce, prueba que las miradas pueden engañar mientras horneaba pasteles con drogas para atraer a sus presas a la muerte. Más tarde los sofocó.

Puente les dijo a los residentes que el hedor proveniente del suelo era causado por aguas residuales y ratas muertas, en lugar de la carne podrida. William Harder, que dice ser su nieto, dice que tuvo una gran relación con su abuela e insiste en que la dama monstruosa tenía un lado humano.

La policía descubrió sus crímenes atroces cuando notaron un suelo intacto en el patio de su casa. Al desenterrarlo se encontraron seis cuerpos más, algunos momificados. Puente protestó por su inocencia en los asesinatos hasta su muerte en 2011. Murió por causas naturales en su celda de la prisión en Chowchilla, California.