-
home Columnistas, Destacadas AMLO se perfila a ganar Michoacán en el 2021 – La Opinión de Javier Lozano

AMLO se perfila a ganar Michoacán en el 2021 – La Opinión de Javier Lozano

Estas dos semanas fueron cruciales, para descifrar que MORENA, o más bien el arrastre que trae López Obrador, serán nuevamente el detonante y el ingrediente especial para ganar la gubernatura de las elecciones intermedias del 2021. Si desfasamos los posibles elementos, tendremos una lectura inmediata del clima que viviremos los michoacanos en las próximas elecciones.

Algunos matices son:



  1. El horizonte que abre esta ventana para que el PRD pierda su ultimo epicentro, tiene una realidad inminente, ya que la base que alimentaba la fuerza del partido, ha perdido gran parte de su militancia, por el desplazamiento que hubo en el 2018, donde el éxodo se movilizo hacia el partido de morena.
  2. A pesar del impulso que ha tomado el nuevo Comité Ejecutivo Estatal, de encarar el proceso venidero a través de la renovación de su militancia, este no ha provocado una satisfacción y una reacción de la militancia, porque los antecedentes a priori, sostienen con razón fundamentada: que el partido perdió su corazón y su columna democrática por aferrarse a disfrutar el deleite y la humillante correlación de fuerzas que instalaron con acción nacional, un partido que en los hechos, constituye el antagonismo ideológico a la génesis del PRD.
  3. Es iluso sostener que el PRD reconstruirá un esquema que oriente la contrapartida de su estructura, ya que muchos se desilusionaron por el demagogo trabajo que formularon sus liderazgos. A muchos no les importo el proyecto, sino los espacios y la idea absurda de ofrecer un gobierno de coalición que lo encabezara un neoliberal como Anaya; eso fue abyecto para aquellas personas que lucharon contra el contubernio del presidencialismo que edifico el PRI. Es curioso, algunos llamaron a votar por el PAN, y luego por el PRI.
  4. La versión que ha ofrecido el principal gabinete del ejecutivo, se envuelve por una serie de elementos de frivolidades y excentricidades; tal parece que la izquierda que abanderan como gobierno, es una apreciación amorfa. En todas partes se escucha del demagogo trabajo que estructuran algunos funcionarios; esto desprende los señalamientos de la sociedad, quienes ante el escepticismo, observan como la esfera del gobierno, hace un regocijo ante la mirada incrédula de la sociedad.
  5. Según la organización México elige, la aprobación hasta este 7 de julio pasado es de 12.8 por ciento en la gestión del ejecutivo Estatal; este premisa, estaría sepultando las aspiraciones por retener el poder. Para algunos no es relevante, sin embargo, me parece que es claro a todos luces que el escenario se ha ensombrecido por un lado; por otro, la unidad del partido al interior, solo es un espejismo de la inmadurez que mostraron, y ahora se encuentran ante la intemperie que se sujeta de la única estructura de foro sol y algunas figuras como Toño Soto, que le gusta más posar y sonreír en las fotos.
  6. Las estrategias que ha implementado el gobierno federal en programas sociales, laborales y educativos, han robado prácticamente la agenda que en gran medida, ha tomado impulso y buena aceptación entre los michoacanos. Eso, suma en buena parte a la causa que ha abrazado López Obrador.
  7. Las renuncias que siguen cultivando al interior del PRD; en esta semana: Giulianna Bugarini Torres, exdirectora del Instituto de la Juventud Michoacana, hizo pública su adhesión a Morena. Esto desvanece aún más la intención de desprenderse del poder; estoy seguro de que muchos actores, están esperando el momento preciso para saltar a MORENA. El partido del sol azteca, está francamente en una tendencia cada vez más en debacle; el sello que ha caracterizado a muchos funcionarios, ha sido la arrogancia; nada rescatable que podamos departir, sino, el discurso ambiguo, simplista y sin elocuencia.
  8. Por último, no podemos soslayar el fenómeno que constituye AMLO en la actualidad; nada, hasta ahora, ha logrado permear la gobernabilidad, ni mucho menos la legitimidad que sigue gozando el presidente. Las renuncias que ha tenido el gabinete, incluyendo la del secretario de hacienda Urzúa, ha representado la mínima fractura de su popularidad. La presencia de Obrador, indudablemente ha traído un efecto que ha ventilado el suficiente dominio que le ha permitido seguir ganando elecciones; ya arrebato dos bastiones y epicentros del panismo: Puebla y Baja California, y se perfila para ser el gran ganador en las elecciones intermedias que incluyen por supuesto a Michoacán.

El PRD Estatal mostró una incapacidad de unidad partidista; se empecinaron en construir alianzas que dejaron insatisfechos a su militancia, y no lograron retener la migración a mansalva de simpatizantes. El lazo que ataba al neo cardenismo, simplemente se ha subordinado a los intereses del aquel conservadurismo que tanto criticaban los liderazgos del partido. Un caso específico son los grupos que edificaron maniobras al interior y negociaron en secreto candidaturas, alianzas y proyectos. La inmadurez de muchos, terminó siendo su principal talón de Aquiles, lo que definitivamente trajo consigo la lucha por la sobrevivencia.

MORENA ganara el 2021 en Michoacán; es un hecho ineludible.

PRI, PAN y MC solo serán espectadores y adornaran la boleta electoral, empero, hay suspicacia de una posible alianza entre todos para cerrarle el paso a Regeneración Nacional. Sin embargo, Juan Bernardo actual presidente de la dirigencia Estatal del partido, hizo énfasis que solo habrá coalición con partidos afines a la izquierda; ¿pero cuál?, si PT y MORENA son aliados, al menos que está hablando de un posible acuerdo como el partido del presidente; eso sería un verdadero estupor.

Solo falta que los candidatos de Morena, muestren civilidad democrática, y no saquen a flote las mismas prácticas que han manchado la vida institucional de nuestro sistema electoral. Parece que en ocasiones se abre el fuego amigo, pero será Obrador quien tenga una injerencia cargada en el posible candidato.

En resumen, los errores, desaciertos, deslealtades y sumisiones fueron los principales patrones de conducta del PRD; eso callo en detrimento y fue el principal parte aguas de su debacle. No todo es podredumbre al interior del partido, a pesar del arrebato grotesco de un grupo, hay liderazgos que siguen conservando los valores y principios de la izquierda; sin embargo, han sido excluidos porque así de feroz es el poder una vez que estas en la cúspide.

No vendan la idea que son una oposición responsable.

Nos vemos pronto

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso